México es un país hostil para ejercer el periodismo. Durante 2015 se registró una terrible cifra de siete reporteros asesinados de forma intencional a causa de su profesión, constituyendo así el año más violento para los comunicadores en los últimos seis años. La mala noticia llegó desde muy temprano para los periodistas, una vez entrado el nuevo año: tan sólo en los primeros cuatro meses del año se  reportaron cinco homicidios en su contra.

La organización Artículo 19 definió la situación del periodismo en nuestro país como una actividad de alto riesgo, “toda vez que los gobiernos, intolerantes a la crítica, y el crimen organizado, con gran poder en varias regiones del país, amenazan con silenciar estas voces”. De acuerdo con el Balance de periodistas asesinados en el mundo 2016, realizado por la organización Reporteros sin fronteras, este año ha sido fatal para los comunicadores mexicanos.

violencia-periodistas-ruben-espinosa-fotografo

Las agresiones contra periodistas en nuestro país, señala Reporteros sin fronteras en su reporte, colocan a México como el sitio más peligroso para ejercer esta profesión en toda Latinoamérica. Para contextualizar: durante 2016, en todo el mundo, 74 periodistas fueron asesinados de manera intencionada o murieron cuando ejercían su labor periodística; los países con más incidencias fueron Siria (19), Afganistán (10) y México (9).

La organización señala que México es uno de los países que estando “teóricamente en paz”, figuran entre los más mortales para los periodistas. ¿Las razones? Por demás sabidas: la violencia con la que los cárteles imperan en varias zonas del país, la corrupción presente en las autoridades policiales y judiciales. Las alarmantes estadísticas de Reporteros sin Fronteras evidencian que cada vez se ejerce la violencia de manera más deliberada contra los periodistas y que los mecanismos de protección han fracasado.

paises-mortiferos-reporteros-sin-fronteras

Según Artículo 19, solamente de enero a septiembre de 2016, 10 reporteros mexicanos fueron asesinados; es decir, alrededor de uno cada 30 días. Lo más sorprendente es que ninguno de estos casos fue atraído por la Fiscalía Especial de Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión, lo cual, según la organización, “envía un mensaje de permisibilidad de la violencia extrema, así como de desprecio hacia la libertad de expresión”.

De acuerdo con la organización no gubernamental, estos fueron los comunicadores asesinados durante este año:

  1. Marcos Hernández (Oaxaca)
  2. Anabel Flores (Veracruz)
  3. Moisés Lutzow (Tabasco)
  4. Francisco Pacheco (Guerrero)
  5. Manuel Torres (Veracruz)
  6. Elidio Ramos (Oaxaca)
  7. Salvador Olmos (Oaxaca)
  8. Pedro Tamayo (Veracruz)
  9. Agustín Pavia (Oaxaca)
  10. Aurelio Cabrera (Puebla)

mexico-violencia-periodistas-asesinatos-homicidios

FOTOS: GETTY IMAGES