A través de un programa especial de la BBC se reveló nueva evidencia de como las agencias de inteligencia, MI6 y CIA, descartaron los informes que indicaban que no habían armas de destrucción masiva en Irak.

La información revelada indica que el mismo ministro foráneo de Saddam Hussein, Naji Sabri, y su cabeza de inteligencia informaron a través de canales secretos al jefe de la CIA en París que Irak no tenía ADM. Sin embargo, en algún punto del tránsito de la información, esa pieza elemental quedó fuera.

Gracias a esta falta, el Primer Ministro de aquel entonces, declaró ante el parlamento, previo a la guerra con Irak, que la inteligencia había mostrado que el programa de armas nucleares, químicas y biológicas estaba activo y en crecimiento.

Sin embargo, Sabri declaró que la historia de la BBC era totalmente fabricada.

Mientras tanto, la BBC confirmó que tres meses antes de la guerra, un agente de la MI6 se reunió con la cabeza de inteligencia iraquí, Tahir Habbush al-Tikriti, quien confirmó la inexistencia de armas nucleares. La declaración de Tahir se hizo días antes de la presentación del reporte del 2002 publicado por el gobierno británico.

Además, Lord Butler, ex secretario del gabinete, informó que nunca llegó la información de Sabri. Afirmó que en todas las partes de la cadena de información ocurrieron errores y pérdidas.

En la información de la BBC también se da a conocer que Richard Dearlove, el entonces jefe de MI6 recibió la información y decidió que era material totalmente desconfiable.

***Vía The Guardian