Gobernadora de Nuevo México: “Quiero un spot donde quede claro que estoy en contra del pin%&/e muro de Trump”.

– No se diga más…

Spot de la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham

Captura de pantalla

Hace unos días, el presidente Trump se aventó su segundo discurso sobre el Estado de la Unión. Algo así como el Informe de Gobierno, versión gringa… y bueno, en lugar de aceptar que la regó con el cierre del gobierno más largo de la historia, se puso a mencionar el muro por aquí, el muro por allá, echándole la culpa de todos los males de EEUU a los migrantes.

En fin, tanto estuvo friegue y friegue Trump con el muro, que la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, se acordó de un spot que grabó para su campaña de 2018, en el que muy gráficamente explica que lo suyo es derribar las barreras que existen con el país con el que colinda la entidad que ahora gobierna.

“Esto es lo que opino sobre el muro de Trump”, dice la gobernadora de Nueva México, antes de irse recio contra una pared de yeso laminado en la que cuelga el afiche del presidente. ¡Papas!, épico remate de un spot en el que la Lujan Grisham se la pasa evocando a Juggernaut, mientras explica que es lo que haría en caso de convertirse en gobernadora… lo cual a la postre sucedió.

Publicarlo fue realmente una forma de rechazar, digamos, de romper esta idea de una promesa de campaña de un muro de 3.200 kilómetros. ¿Por qué estamos discutiendo cosas que no funcionan y que universalmente la gente no quiere? ¿Por qué no tenemos un debate justo y productivo sobre las cosas que deberían y podrían funcionar?“, comentó la gobernadora respecto a su decisión de dar a conocer el spot que, hasta esta semana, no había sido difundido.

Captura de pantalla

Tenemos que atravesar con fuerza algunos muros para hacer cambios“, dice Lujan Grisham en el jocoso y poderoso spot en el que reconoce que Nuevo México ocupa el penúltimo lugar en Esatdos Unidos en cuanto a empleo se refiere… y el último en cuanto a escuelas.

Pero bueno, eso fue cuando era candidata. Y ahora que ya es gobernadora sigue en la misma posición: no está de acuerdo con el muro de Trump… y menos con sus políticas migratorias. De hecho, esta semana se rebeló al ordenar el retiro de casi todos los soldados de la Guardia Nacional de la frontera sur. “Rechazo el argumento federal de que existe una abrumadora crisis de seguridad nacional en la frontera sur, que son algunas de las comunidades más seguras del país”, señaló luego de dar la orden.

Tssss, rifada.