Foto: Getty Images.

Mike Pompeo asegura que EU tendrá una “transición tranquila”… hacía el segundo mandato de Trump

Este nivel de toxicidad no lo manejan ni en el TVyNovelas. Al estilo de “vamos a ser felices (mientras no me abandones)”, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, se aventó esta épica declaración para darle la vuelta a la victoria no oficial de Joe Biden sobre Trump.

Para “clarificar” el panorama que le espera a Estados Unidos en los próximos meses, luego de las elecciones presidenciales de la semana pasada, el secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguró que el departamento que dirige ya está planchando todo para que el próximo gobierno reciba todo como se debe… y, según el funcionario, no habrá tanta bronca: el “próximo gobierno” es nada menos que el que está ahorita. En pocas palabras, va continuar Trump… dice.

Mie Pompeo y Ebrard

Foto: @m_ebrard

“Habrá una transición fluida al segundo período del presidente Trump”, aseguró Pompeo en conferencia de prensa en la que los periodistas preguntaron si el Departamento de Estado ya había entrado en contacto con el equipo de Joe Biden… porque se supone que el demócrata es el que ganó la elección.

Sin hacer referencia al fraude que acusa Donald Trump… y mucho menos conceder la victoria a Biden, Pompeo refirió que todavía no termina el proceso electoral. “Estamos contando todos los votos. Hay un proceso y la Constitución lo detalla de manera bastante clara”, dijo en cita recogida por Univisión.

Además de asegurarle el hueso a Trump, Pompeo hizo lo propio con el suyo, señalando que en lo que trabaja el Departamento de Estado es en que éste siga como hasta ahora cuando el presidente electo rinda protesta el próximo 20 de enero.

El mundo debería tener la confianza de que se realizará la transición necesaria para asegurar que el departamento de estado continúe siendo funcional y exitoso como lo es hoy a partir del 20 de enero un minuto después del mediodía”.

Mike Pompeo y AMLO

Foto: Twitter

Para que los demócratas le bajan a su petición de reconocer una derrota, Pompeo recordó que no es la primera vez que un proceso electoral demora tanto en Estados Unidos. Por ejemplo, señaló, en 2000 se tardó 37 días en cantarse la victoria de George Bush sobre Al Gore.

Biden le contesta a Pompeo

Pese a que “por ahí” hay señales de que las cifras sí podrían reacomodarse en favor de Trump (caso de Carolina del Norte), el demócrata Joe Biden ya está chambeando en lo que será su primer periodo como presidente de Estados Unidos.

Ya estamos comenzando la transición. Estamos bien encaminados… Nada va a detener eso”, dijo Biden al ser cuestionado sobre las declaraciones de Pompeo. “El hecho de que no estén dispuestos a reconocer que ganamos en este momento no tiene mucha importancia en nuestra planificación y en lo que podemos hacer”.