Justo cuando los militares ya me estaban cayendo a todo dar (dijo nadie, nunca) un nuevo caso de abuso de autoridad es difundido en las redes sociales.

El Diario Cambio publica hoy un video en el que se puede ver cómo la policía militar realiza una ejecución extrajudicial. Tras someterlo, uno de los uniformados mata con tiro de gracia a uno de los tres sujetos que -supuestamente- detuvieron el pasado 3 de mayo, en Palmarito Tochapan.

Según lo narrado por el portal de noticias que tiene en su poder la grabación, ésta fue realizada desde una cámara de seguridad, la cual captó cómo tras ser tiroteados, tres sujetos descienden de un vehículo. Luego de arrastrar algunos metros a uno de los detenidos (aparentemente herido), éste es recostado en el suelo. Sin miramientos, el militar dispara a bocajarro contra la cabeza del hombre.

El Universal recuerda que fue el 3 de mayo cuando la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reportó que sus elementos tuvieron al menos dos enfrentamientos con grupos dedicados al robo de combustible. Resultado de estas confrontaciones, hubo 10 personas muertas (de las cuales cuatro eran militares), 12 heridos y 14 heridos.

Diario Cambio señala que esta grabación tumba la coartada del ejercito sobre una supuesta emboscada sufrida al acudir a un llamado para denunciar una toma clandestina. La hora marcada en el video (8:28 pm), es la misma en la que se habría dado la agresión contra los efectivos militares. El supuesto ataque provocó una balacera que dejó un saldo de cuatro militares y seis civiles muertos, además de 11 heridos.

De acuerdo a los reportes oficiales, a las 20:15 horas del pasado miércoles 3 de mayo cuando los policías militares a cargo de la vigilancia de los municipios del “Triángulo Rojo” recibieron la llamada de alerta. A las 20:30 horas llegaron al lugar del reporte -Palmarito-, sólo para ser recibidos a balazos por huachicoleros que usaron a niños y mujeres de escudos. Al no responder el ataque, más tarde los uniformados regresaron con 600 efectivos.