Bien dicen que los jefes deben predicar con el ejemplo… y pues ahí está el pinch$%&e resultado: Mina Chang, alta funcionaria del gobierno de Donald Trump, llegó a su puesto gracias a un CV que fue exagerado (por no decir altamente inventado).

Pero nomás tantito… total, quién iba a pensar que la gente se daría cuenta de que su portada en la revista TIME era falsa.

Foto: NBC

Gracias a una investigación de la NBC se descubrió que la susodicha tiene las mismas mañas que su jefazo a quien, en 2017, le cacharon que presumía en su oficina varias portadas falsas en TIME. La revista lo quemó con la banda y ahora hace lo propio con Mina Chang, quien en una entrevista presumió haber sido elegida para aparecer en la capa de tan prestigiada revista.

“Supongo que les llamé la atención”, dijo Chang en entrevista ofrecida –también en 2017– con motivo las muchas imágenes a la whitexican que compartía … digo, del trabajo que realizaba para la ONG Linking the World, la cual ayuda a países con violencia extrema.

Foto: minatrinitychang

Pero la portada falsa en TIME es sólo el inicio. De ahí se siguieron los de la NBC para encontrar más datos falsos de la ahora subsecrataria adjunta en la oficina de Operaciones de Conflicto y Estabilidad del Departamento de Estado.

Según NBC, Mina Chang exageró algunos de los datos del CV que presentó para obtener su puesto en el gobierno de Trump. Por ejemplo, aseguró ser estudiante egresada de Harvard… lo cual más o menos es verdad. Con el detalle de que la prestigiosa universidad no le concedió ningún grado. Nomás la aceptó como parte de un curso de corta duración… y eso porque desembolsó 82 mil dólares.

También se descubrió que Chang afirmó haber formado parte de un panel de la ONU sobre el uso de drones en labores de ayuda humanitaria, así como en convenciones demócratas y republicanas. Sin embargo, no hay información que respalde tanta chamba… salvo las clásicas fotos de fan con políticos y activistas.

Foto: minatrinitychang

Pero claro, la cereza del pastel fue la portada en TIME… chafa recurso que no sólo quedó plasmado en imagen, sino en la entrevista que se le realizó hace un par de años. “Echemos un vistazo a algunas fotos que trajo consigo, de su trabajo en todo el mundo”, le pide el entrevistador a Chang antes de mostrar a la cámara la portada de la revista.

En lugar de desmentir la imagen y decir que fue alterada nomás de cábula, Mina Chang presumió que la razón por la que fue seleccionada por TIME para protagonizar su portada fue lo mucho que se rifó como parte de la mencionada ONG. “Bueno, comenzamos a usar la tecnología de drones en la respuesta a desastres, y fue entonces cuando se habló de cómo se está utilizando la tecnología para salvar vidas en escenarios de respuesta a desastres … Supongo que llamé un poco la atención por eso”.

Un portavoz de TIME ya desmintió que haya existido la edición con Chang en la portada.

En fin, pese a toda esta información, nadie del gobierno del Trump ha salido para decir qué se va a hacer. Así que Mina Chang sigue en su puesto, ganando un sueldo de seis cifras y con la disposición de un presupuesto de seis millones de dólares, según la NBC.

Foto: minatrinitychang

Cabe señalar que parece que Chang aplicó la “¡Viva México!” y, además de presentar un CV bien macizo (aunque inventado), tiene sus conectes con el gobierno… buenos, por cierto, ya que habría sido Brian Bulatao –amigo personal de Mike Pompeo (con quien trabajó en la CIA)– quien le hizo el favor de mediar para conseguir la chamba.