Este martes, se vivió un tremendo percance en el municipio de Múzquiz, en Coahuila. Una mina de carbón —presuntamente clandestina— ubicada en el ejido La Mota se derrumbó y se inundó mientras los trabajadores estaban al interior. Las autoridades están trabajando a marchas forzadas pues una persona quedó atrapada.

Durante el percance, sucedido al filo de la media noche, seis mineros se encontraban dentro de la pequeña mina y solamente cinco lograron salir.

De acuerdo con los testimonios y las versiones preliminares recuperadas por las autoridades de Protección Civil, el grupo de mineros —cuatro carboneros y dos paleros— estaban trabajando con una pistola neumática cuando se encontraron con un viejo cañón inundado. Al romper la piedra, la pistola neumática encontró vacío y el agua acumulada se les vino encima.

La persona atrapada ha sido identificado como Juan Manuel, de 35 años. Presuntamente, él era el operador de la pistola neumática.

Las autoridades informaron que durante la noche se trabajó para instalar dos bombas de agua —una con la cooperación de una empresa cercana— para poder desaguar la pequeña mina de arrastre carbonero en Múzquiz, Coahuila.

De acuerdo con El Sol de la Lagunael encargado de la mina, un hombre identificado como Ricardo, se dio a la fuga al enterarse del accidente.

*Foto destacada: El Siglo de Coahuila