Después de que el exlíder de las autodefensas y ahora subdelegado del ISSSTE en Michoacán, José Manuel Mireles, llamó a las parejas de los derechohabientes “pirujas” y luego sin más se refirió a una mujer como “nalguita” (o de una manera “más fea”), por si andaban con el pendiente ya se disculpó.

Por medio de su cuenta de Twitter, Mireles lamentó “haber parafraseado” a un dirigente sindical y que ese comentario fuera interpretado como “un ataque contra las causas feministas” que ha apoyado en el transcurso de su vida.

Afirma que no evade su responsabilidad y que la asume ofreciendo una disculpa a “todas las personas que se sintieron agraviadas” por sus palabras.

Menos mal que prometió que nunca volverá a suceder….

Ya de paso y para que se erradique cualquier acto que “afecte la dignidad de las personas”, Mireles solicitó al Instituto Nacional de las Mujeres (INM) que “se fortalezca la cooperación institucional”.

¿Y qué le va a pasar? 

El presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró en la conferencia mañanera que el funcionario no será despedido pero tendría que pedir una disculpa a las mujeres.

“Vamos a pedirle que, desde ahora, que desde hoy mismo ofrezca una disculpa pública. Que no sólo exprese eso. No. Es decir:  ‘Yo ofrezco una disculpa si ofendí a las mujeres como es evidente, sino, hago el compromiso sincero de actuar con respeto a las mujeres y a todas las personas y a todos lo seres humanos. Y hago el compromiso de educarme en esa materia. Y reconozco que cometí un error y como ser humano que cometemos errores, lo acepto’”.