Como antesala a las manifestaciones que se llevaron a cabo el 1º de diciembre y del discurso de AMLO en el Zócalo CDMX, esta historia ya tiene el saldo de una funcionaria hospitalizada y la renuncia de otro colaborador de Jaime Bonilla en Baja California; todo por un presunto caso de moches. ¿Qué pasó?

La semana pasada se dieron a conocer un par de audios en los que presuntamente se escucha a la secretaria de Integración y Bienestar Social de Baja California, Cynthia Gissel García Soberanes, y Rosendo Colorado —quien fungía como director de Promoción de la Secretaría del Bienestar— discutir los moches con empresarios del estado.

El caso

En este caso no sólo está vinculada la secretaria de Integración y Bienestar Social de Baja California, a la tanda de señalamientos por corrupción también le entró Jesús Damián Núñez, oficial Mayor del Gobierno del Estado. Ambos son acusados por presuntamente negociar contratos a cambio de “aportaciones económicas”.

Se supone que Rosendo Colorado, exdiputado del PRI, declaró haber gestionado 20 millones de pesos de un grupo de empresarios para obras comunitarias. Peeeeeeero, los recursos se obtuvieron a cambio de contratos con el gobierno estatal.

moches-baja-california-renuncia-funcionarios

Equipo de Jaime Bonilla. Jesús Damián Núñez, oficial Mayor del Gobierno del Estado. Foto: @BC_OFMAYOR

Se trató de licitaciones de contratos para el programa Desayunos Calientitos —que se lleva a cabo en escuelas y centros penitenciarios–. ¿Y luego? Colorado apuntó que ya había presentado una queja ante la Secretaría de la Honestidad y la Función Pública, el pasado 25 de noviembre con todo y su palabra como prueba de los moches.

moches-cynthia-gissel-soneranes-baja-california

Foto: saidbetanzos.com

Tras la difusión de los audios y la polémica, Cynthia Gissel García cayó en coma, según informó el secretario de Gobierno de Baja California, Amador Rodríguez Lozano —quien de paso también fue acusado de participar en los moches–. De acuerdo con el secretario de Gobierno de Baja California, Cynthia Gissel fue internada de emergencia en un hospital de Tijuana. Eso sí, la funcionaria pidió licencia por estas complicaciones.

Por su parte, Jesús Damián Núñez se separó de su cargo el fin de semana pasado —de acuerdo con La Jornada–. Y se habla prácticamente de una renuncia porque a nivel funcionarios NO existen licencias administrativas.

Ante este panorama, al secretario de gobierno estatal no le quedó más que salir al tiro y defender a sus muchachos de las acusaciones “sin sustento”. El funcionario dijo que este caso se ha armado con fabricaciones de los opositores para detener “el esfuerzo de la 4T”.

Vale recordar que Jaime Bonilla y sus muchachos llegaron al poder el pasado 1 de noviembre, después de la controversia que armó para ejercer por cinco años la gubernatura de este estado —cuando en las elecciones 2019 se estipulaba un periodo de dos años–.