La Policía Federal aseguró esta semana un cargamento de cinco kilos de heroína que venía escondida en recipientes de mole. Según esto, este ilegal “paquetito” tenía como destino la ciudad de Nueva York y provenía de —redobles, por favor— el municipio de Ecatepec.

Eso sí, fieles al servicial y amable estilo mexicano, la droga venía en un paquete con tortillitas, salsas y una buena dotación de dulces típicos.

Según esto, al menos como lo comunicaron las autoridades, lograron detectar la sustancia ilegal antes de que saliera del país gracias a un equipo de rayos X.

policia-federal-mole-poblano-heroina

Foto: Especial

¿Y ahora? Pues los policías tienen un poquito de mole para comer y el paquete quedó a disposición del Ministerio Público para hacer los trabajos periciales —identificar plenamente el tipo de sustancia ilegal que se transportaba— y de ahí comenzar con las investigaciones y la búsqueda de responsables.