Noticias

Money Talks: Adiós Papa, bienvenida la crisis

Curiosamente en el último día de la visita del Papa Francisco, el gobierno federal anunció más medidas económicas y financieras que pusieron a temblar a muchos y a otros a implorar que no se fuera el jerarca católico o que por lo menos dejara su bendición.

Curiosamente en el último día de la visita del Papa Francisco, el gobierno federal anunció más medidas económicas y financieras que pusieron a temblar a muchos y a otros a implorar que no se fuera el jerarca católico o que por lo menos dejara su bendición. Aunque más adelante explicaremos las decisiones, podemos afirmar que sí habrá una situación mucho más complicada para la economía del país porque se crecería menos y ahora sí veríamos más aumentos de precios por culpa del dólar.

papa_vacilador12
El primer anuncio fue otro recorte al gasto del gobierno por 132 mil millones de pesos, es decir que habrá todavía menos dinero para gastar y aunque la Secretaria de Hacienda dijo que la mayoría del sacrificio vendrá del gasto corriente, es decir todo lo relacionado con lo administrativo como sueldos, viáticos, viajes, telefonía y en general el día a día del gobierno, sí se recortaron las inversiones en proyectos de infraestructura como carreteras, puentes, hospitales, etcétera que son los que detonan crecimiento porque se contratan trabajadores, se compra material de construcción y otros insumos. Todo esto sumará 32 mil millones de pesos, y los otros 100 mil millones de pesos vendrán de una nueva reducción de gastos de Pemex que consistirá en recorte de personal y cancelación de proyectos ahora que no son atractivos con un precio del petróleo por la calle.

Aquí lo relevante es que anteriormente la Secretaria de Hacienda dijo que Pemex necesita una transfusión urgente de dinero del propio gobierno porque sino no puede seguir operando y menos pagar sus millonarias deudas porque como el precio del barril mexicano ha bajado más de 70% sus ingresos se desplomaron. Ayer el titular de la hacienda pública dijo que Pemex necesita primero aplicarse y bajar sus costos antes de recibir el oxigeno financiero.


crisis

Sorpresivamente el Banco de México, que sólo se ocupa de que la inflación no suba, aumentó la tasa de referencia en medio punto porcentual, es decir de 3.25% a 3.75% con el propósito de evitar que la inflación se dispare por la mayor devaluación del peso y que los inversionistas extranjeros no se vayan y reciban una tasa más alta por mantener su dinero en el país porque en caso de que decidieran irse en búsqueda de mayores rendimientos de inmediato sube el dólar por la mayor demanda del billete verde. La tasa de referencia se puede definir como el costo del dinero, es decir cuánto le cuesta a un banco, por ejemplo, conseguir recursos y luego prestarlos a empresas o clientes y con la diferencia obtener sus ganancias. Y seguro te preguntarás porqué si ese costo es tan bajo pagas hasta más de 40% en tu tarjeta de crédito o porqué cuando ahorras el banco te paga una tasa tan baja que da risa o más bien coraje, pero eso lo dejamos para una explicación más amplia. Pero el chiste es que con la tasa de referencia se puede acelerar o frenar la economía porque si es más barato conseguir el dinero entonces las empresas podrían animarse a ampliar sus plantas o construir nuevas, contratar más trabajadores que utilicen su sueldo para gastar y así impulsar la demanda interna, y cuando este costo sube pues el crédito es más caro y se frenan proyectos o decisiones personales porque se pagan más intereses.

Y pese a que las autoridades y los propios banqueros dicen que no habrá aumento inmediato de las tasas de interés, ayer luego del anuncio subió la llamada Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio o TIIE que nos dice cuánto paga un banco por pedirle dinero a otro banco, y entonces es una referencia muy común en créditos automotrices, tarjetas de crédito y departamentales e incluso en hipotecas, y claro a esta tasa se le suman varios puntos porcentuales más y que es de donde proviene la utilidad de la institución. La TIEE no es fija sino más bien una tasa variable por eso en automático el movimiento sube los intereses que pagamos y ahora debemos pensar dos veces antes de endeudarnos más.

tarjeta de credito

Y finalmente, pero no menos relevante, esta el cambio en la mecánica para que el Banco de México venda dólares para evitar que el peso siga subiendo, medida en la que desde 2014 se han utilizado 28 mil millones de dólares que provienen de las reservas internacionales que administra justo el banco central, y que son los recursos en divisas extranjeras con las que México garantiza el pago de las importaciones o los intereses o la deuda que tenga en el extranjero. El último dato es del 12 de febrero y se alcanzaron 174 mil 401 millones de dólares de reservas internacionales.

Hasta ayer se ofrecían los dólares en una subasta que se activaba cuando el precio del dólar subía 1% o 1.5% y todos los bancos ponían sus posturas de cuánto y de a cómo, y luego el banco decía como se repartían los dólares al mejor postor. Todo este proceso duraba apenas dos minutos porque esta automatizado, y pues los bancos ya sabían que había dólares disponibles y había sospechas de que tomaban ventaja al comprar dólares más baratos y ganar más al revenderlos. Pero el Banco de México dijo: momento señores, las reglas cambian por si las moscas, y ahora sigue vendiendo pero sin avisar, lo que llama intervenciones discrecionales, para disminuir la especulación y aunque este mecanismo no es nuevo (la última vez que se aplicó fue en 2009) sólo el cambio de modalidad ayudó a que el tipo de cambio de mayoreo tocara momentáneamente un nivel debajo de 18 pesos, aunque finalmente se regresó a niveles de 18.30 pesos por dólar.
dolar
Y daremos el beneficio de la duda a las nuevas medidas del gobierno, que insisten en calificar como preventivas, porque puede que la situación sea mucho más complicada en los siguientes meses y entonces el remedio sea más amargo, sin embargo en los factores que están generando más nerviosismo en todo el mundo el gobierno de México no puede hacer absolutamente nada. La caída del precio internacional del petróleo donde todavía no es seguro que los países productores se pongan de acuerdo para disminuir la producción y con ello la oferta sea menor y las cotizaciones suban o por lo menos se estabilicen; la debilidad de la economía china que arrastra a muchos países que venden materias primas al gigante asiático y al mismo tiempo amenaza con contagiar a todo el mundo; y la velocidad con la que la Reserva Federal de Estados Unidos, que es su banco central, aumentara las tasas de referencia que tuvo por cerca de 10 años en niveles cercanos a cero para estimular la recuperación de su economía, son sólo algunos de los factores que seguirán afectando a todos los mercados financieros y generando volatilidad. Por eso como dijo en su momento el gobernador del Banco de México: debemos acostumbrarnos a los precios bajos del petróleo, y todas las consecuencias que provoca, y yo agregaría también a seguir teniendo un crecimiento muy pobre de la economía mexicana.

Por: Roberto Aguilar (@robertoah) 

Top Relacionadas
:)