El Monterrey llegó con mucha ilusión a Japón tratando de trascender en el Mundial de Clubes, pero se despidió rápido del torneo al caer en tanda de penales 5-4 frente al conjunto local, el Kashiwa Reysol.

Los noventa minutos fueron muy intensos con dominio regio, pero los nipones se fueron arriba en el marcador con un gol de Domingues al minuto 53’; cinco minutos después, Humberto Suazo emparejó el marcador tras una buena jugada de César Delgado. Los tiempos extra fueron bastante peleados, pero sin hacerce daño ninguna de las dos escudras, forzando así, la serie de penales.

Luis Pérez y Jonathan Orozco fallaron sus  respectivos disparos, mientras que Ryohei Hayashi dio el triunfo a los locales, desatando la alegría de los 27 mil espectadores en el Estadio Toyota. Ahora Rayados enfrentará en Toyota al Espérance de Túnez para definir al quinto y sexto lugar del Mundial de Clubes, el próximo miércoles 14 de diciembre.