Tal vez el historiador marxista, Eric Hobsbawm, sea uno de los intelectuales británicos más admirados y respetados entre científicos, investigadores, filósofos y escritores de todo el mundo.

De ideología comunista, su capacidad de análisis y síntesis lo convirtieron en un pensador indispensable de la izquierda moderna.

Hobsbawn falleció ayer en un hospital británico a los 95 años de edad. Nacido en Alejandría (Egipto), hijo de judíos británicos, se crío en Europa central y vivió en Berlín durante el ascenso al poder de los Nacionalsocialistas.

“Cada historiador tiene su nido, desde el que observa el mundo”, escribió, “El mío está construido de una niñez en la Viena de los años 20, los años del ascenso de Hitler en Berlín, que definieron mis ideas políticas y mi interés por la historia, y de Inglaterra, y especialmente el Cambridge de los años 30, que confirmaron los dos primeros”.

La obra de Hobsbawm fue un hito en la producción histórica mundial. Nos dejó una nueva forma de entender los procesos que vivió el planeta desde la Revolución Francesa de 1789 hasta nuestros días. Su estilo sencillo y ameno permitió que el público fuera de la academia lograra comprender la complejidad de los procesos que vivió el mundo contemporáneo, pero siempre manteniendo el más alto rigor académico. Nos enseñó que el mundo funciona como un todo, no como naciones y regiones individuales e independientes. Indiscutiblemente, fue uno de los historiadores más importantes de todos los tiempos y su muerte es una gran pérdida no sólo para la disciplina histórica, sino la cultura mundial.

No se pierdan la oportunidad de revisar su obra. En Sopitas.com les recomendamos leer, por lo menos, algún tomo de su trabajo más celebre, la tetralogía “La era de…”, una serie de libros sobre los grandes acontecimientos de los últimos dos siglos y que arrancó en 1962 con la publicación de La era de la Revolución: Europa 1789-1848, continuó en 1975 con La era del Capital: 1848-1875, en 1987 con La era del Imperio: 1875-1914 y cerró en 1994 con La era de los extremos: el corto siglo XX, 1914-1991.

Descanse en paz.

Vía: The Guardian

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas... More by Francisco Alanís

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook