La crisis en la frontera continúa acentuándose con hechos como este: en los primeros minutos del 25 de diciembre, un niño migrante de ocho años de edad, originario de Guatemala, murió al estar en custodia de las autoridades norteamericanas, en Nuevo México.

Este es el segundo caso de menores de edad que fallecen bajo la custodia de las autoridades de Estados Unidos, en lo que va de diciembre.

La noticia la dio a conocer la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), al detallar que el menor había mostrado señales de una enfermedad potencial. Por esta razón, el niño guatemalteco fue llevado a un hospital de Alamogordo, Nuevo México, donde el diagnóstico fue desfavorable: resfriado y fiebre.

Sin embargo, el niño fue dado de alta, tan sólo con una receta de amoxicilina e ibuprofeno… horas después el menor de edad regresó al hospital con náuseas y vómito.

Pero el niño falleció…

Por lo pronto, se notificó al inspector general del Departamento de Seguridad Nacional y al gobierno de Guatemala sobre este suceso, mientras las autoridades están en la investigación del caso.

Vale recordar que a principios de diciembre, la niña también de origen guatemalteco Jakelin Amei Caal perdió la vida después de ser arrestada por la patrulla fronteriza y bajo custodia de las autoridades estadunidenses, mientras Donald Trump insiste en la construcción del muro.

Ordenan revisiones médicas para niños y niñas

Para evitar la repetición de estos casos, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza gringa ordenó realizar revisiones médicas a todos los niños y todas las niñas que queden bajo su resguardo.

Tras la muerte del menor de edad, identificado por el gobierno de Guatemala como Felipe Gómez Alonzo, —quien había sido detenido el 18 de diciembre pasado—, la Oficina explicó que requiere de la ayuda de otras dependencias del gobierno para brindar atención médica a los migrantes menores edad.

Por esta razón, se prevé la participación del Departamento de Salud y Servicios Humanos, al Departamento de Defensa y a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

**Foto de portada: Getty Images.