La tragedia humanitaria en Europa continúa, en tan sólo 9 meses más de 700 mil migrantes han ingresado a Europa huyendo de las terribles condiciones en sus países, ya sea por guerras o hambrunas, y miles han muerto en estas precarias expediciones.

Ahora la muerte de siete migrantes incluidos tres niños y un bebé, frente a la isla de Lesbos, revive la indignación por el pequeño Aylan Kurdi, encontrado sin vida en el mar hace unos meses.

cm niño refugiado

Las impactantes imágenes de niños muertos en el mar mediterráneo dejan al descubierto la horrible e inhumana situación que se vive diario en estas fronteras y la pasividad de los gobiernos para resolverlo, ya que estas migraciones masivas responden a una situación de guerra, por lo cual estaríamos hablando de refugiados que merecen ser aceptados en los países donde piden asilo.

Las muertes de hoy, que se suman a miles más, se deben al choque entre una patrullaa de los guardacostas griegos con una barca de madera de los migrantes frente a la isla de Lesbos. Según los primeros reportes, la balsa intentó huir cuando llegó la patrulla.