Quienes hayan visto el documental Azul Intenso, sabrán que, en los juzgados de Tabasco, cualquier cosa puede ocurrir… pero esto ya raya en lo exagerado.

De acuerdo con diversos medios, una mujer recibió al menos 11 puñaladas de parte de su expareja, quien burló la seguridad del Centro de Justicia de Oralidad en el municipio de Centro, en Tabasco… esto, momentos antes de iniciar una audiencia por un juicio por violencia familiar.

Según el comunicado emitido por el Poder Judicial de Tabasco, los hechos ocurrieron cerca de las 10: 00 horas: “José Roberto “N”, de 30 años de edad, burló el cerco de la policía procesal, se acercó a ella (su expareja) e iniciaron un breve diálogo, inmediatamente después de lo cual esta persona intempestivamente sacó un cuchillo que llevaba escondido dentro de una carpeta y la hirió”.

Debido a las heridas recibidas, la mujer identificada como Ana María “N”, de 29 años, fue trasladada al hospital Gustavo A. Rovirosa Pérez, donde se reporta estable. Por su parte, el agresor fue detenido y llevado a los separos de una de las salas de juicios orales.

Imagen tribunal tabasco

Foto: Twitter

Las autoridades de Tabasco indican que Ana María “N” fue reportada “11 piquetes de lesiones causadas por arma punzocortante”… (ohhhh, pues así lo informaron en el comunicado). Está “consciente, opera, bien orientada, sin dar datos de choque y se espera determinar su estado de salud para suturar heridas y estudio de gabinete. Tiene dañado el intestino, pero su estado de salud se reporta estable”.

Pese a lo ocurrido, el Poder Judicial de Tabasco asegura que “siempre” ha demostrado que existe un compromiso de ellos hacia cualquier acción que ayude a erradicar la violencia contra la mujer. “Cualquier agresión contra el género femenino significa una agresión contra la sociedad, vivimos en un Estado de derecho y las desavenencias deben ser procesadas en el marco que nos da la ley”, indica el comunicado.

Pues ahí está lo que pasa en Tabasco (¿ya vieron el documental Azul Intenso? Pfffff, allá se las gastan… pero, en serio). En lo que sí nadie podrá estar en desacuerdo es en el remate del comunicado emitido luego del ataque: “estos hechos que muestran el nivel de descomposición que presenta nuestra sociedad” (cof, y que la seguridad, hasta en sus instalaciones, cof, valen pa’ pura…)