Mujer sometió a presunto acosador; denuncia que la tocó e intentó robarle el celular

Para quienes sigan pensando que el problema del acoso y la violencia contra las mujeres en México es un asunto que se está exagerando, aquí les va una historia que lamentablemente es solo un ejemplo de lo que viven día a día y en todas partes las mujeres de este país. Una mujer de Monterrey llamada Brenda, publicó en Facebook un video donde muestra cómo tiene sometido a un hombre que presuntamente le hizo tocamientos indebidos e intentó robarle su celular.

mujer sometió a acosador

Foto: Captura de pantalla

En el material que transmitió la mujer a través de su cuenta de Facebook, se observa un tipo tirado en el suelo y sometido con una llave. Ella expresa que ese hombre le tocó un glúteo y después intentó arrebatarle el celular de la mano afuera de la escuela primaria Amado Nervo, mientras ella esperaba la salida de uno de uno de sus hijos.

“Este animal me agarró el trasero, y aparte de eso, quiso robarme el celular. Lo tuve que someter.” dice la mujer en el video mientras intenta mostrar a la cámara el rostro del presunto acosador. El hombre, al escuchar esto, dice con dificultades “no seas mentirosa”, a lo que Brenda responde de inmediato “no seas mentirosa ¿por qué?… ehhh. no sea mentirosa ¿por qué?… ¿No me agarraste las nalgas afuera de la escuela esperando a mi hijo? ¡Ehhh!”. El hombre reconoce luego de eso que sí realizó el tocamiento pero parece intentar explicar que no quiso quitarle el celular y por eso su “no seas mentirosa” (algo así como “eyy sí soy malo pero no tanto”).

Brenda también compartió otro video donde le concede una entrevista al periodista Victor Badillo, y en ésta narró con mayor detalle lo sucedido. La mujer contó que en cuanto sintió el tocamiento, volteó, y fue en ese momento cuando el sujeto intentó arrebatarle el celular de la mano.

El hombre intentó correr, según contó, pero ella alcanzó a sujetarlo de su mochila y tras unas patadas y forcejeo, lo sometió con una llave hasta que logró debilitarlo. Después de esto lo llevó, sujetándolo con el brazo por el cuello, hasta una avenida más concurrida para pedir ayuda y poder llamar a la policía.

 

Brenda contó que estuvo gritando y pidiendo ayuda por al menos 10 minutos pues nadie se detenía, pero finalmente unas personas bajaron de su vehículo y la auxiliaron. La mujer explicó que tiene conocimientos de defensa personal pero esa fue la primera vez que se vio en la necesidad de ponerlos en práctica. Aprovechó para hacer un llamado a que se apoye a las mujeres con cursos de este tipo pues la situación del país así lo amerita.

No obstante, mencionó también la importancia de que se den castigos ejemplares a los agresores para inhibir esa clase de prácticas y resaltó la necesidad de sembrar valores en casa, con una educación a los hijos varones basada en el respeto a la mujer.

Hay que mencionar, por último, que Brenda se presentó en las instalaciones de la CODE Zona Norte para levantar la denuncia correspondiente contra el individuo; y lo hizo, a pesar de que ‘alguien’ de la escuela (una mujer, según relató) le recomendó dejarlo ir y no hacer nada puesto que “solo la había tocado”. Hazme el reverendo favor.