La violencia de género es un punto central en la conversación mexicana y en la comunidad universitaria el tema está más que nunca en los reflectores: desde hace meses, un grupo de estudiantes de la UNAM mantienen un paro de labores en protesta por la falta de atención a los casos de acoso y abuso contra las mujeres. En respuesta, con el tacto que caracteriza a la máxima casa de estudios (no se rían), intentaron hacer una campaña de concientización en redes sociales, pero les salió el tiro por la culata. 

Sacaron tres videos intentando “hablar de tú a tú” con las alumnas, pero lo hicieron contratando a dos hombres y a una reconocida actriz. Ya se imaginarán cómo fueron recibidos…

Vámonos paso por paso. En el primer video, publicado en las cuentas oficiales aparece el joven Eduardo que asegura ser alumno de la UNAM. En el mensaje (nada leído, por cierto), el buen “Eduardo” señala que está “del lado de las chicas” antes de promocionar la Unidad para la Atención y Seguimiento de Denuncias. Termina el video invitando a las mujeres a seguir los protocolos universitarios. 

Tuvimos que scrollear un buen rato antes de encontrar un mensaje sin groserías, pero una usuaria de Twitter llamada Montserrat explicó la problemática de forma sencilla.

“Querida UNAM, las mujeres queremos que nuestras historias sean contadas por mujeres. Necesitamos que los hombres se responsabilicen por sus actos y que saquen a maestros misoginos y encubridores de ahí”, escribió. “Universidad Nacional Autónoma de Machos”, apuntó también la conocida tuitera @plaqueta.

El segundo video fue la misma comedia de errores… pues ahora presentaron a Kevin con el mismo mensaje. ¿La respuesta? Obviamente muy similar.

Después de la pésima recepción del video de Eduardo y el de Kevin, la UNAM intentó aprender la lección y no puso a un hombre a protagonizar el video oficial: ahora eligieron a Nicolasa… nomás que ella es una reconocida actriz mexicana que hasta ha estado nominada al Premio Ariel.

El medio SinEmbargo apunta que Nicolasa es egresada del Centro Universitario de Teatro (CUT) pero definitivamente no es alumna, como se presenta en el video.

“Usemos el Protocolo de la UNAM, no estamos solas. Sin denuncia formal, no hay avance legal”, escribía la UNAM esta última intentona fallida de acercarse con las alumnas inconformes.