xyoli-perez-terremoto-85 Aquí nos tocó vivir
Foto: Especial.

Mujeres en la Ciencia: Xyoli Pérez y el terremoto del 85, el motivo para ser sismóloga

Xyoli Pérez, jefa del Servicio Sismológico Nacional, nos cuenta como el terremoto del 19 de septiembre de 1985 la impulsó a convertirse en sismóloga.

Como parte del Día de la Mujer y de la Niña en la Ciencia, Sopitas.com entrevistó a científicas mexicanas para preguntarles sobre lo que querían ser cuando eran niñas, cómo nació su pasión por la ciencia, y cómo ha sido su camino en ésta. Por ejemplo, a Xyoli Pérez Campos, quien es jefa del Servicio Sismológico Nacional de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

¿Quién es Xyoli Pérez Campos?

Xyoli Pérez Campos es egresada de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, específicamente de la carrera de Ingeniería Geofísica. También estudió dos posgrados en la Universidad de Stanford, en California, Estados Unidos; uno en Estadística y otro en Geofísica. De hecho, cuenta igualmente con un doctorado en Geofísica y un postdoctorado en el Instituto Tecnológico de California.

Por otra parte, es profesora desde 2004 y un año después se integró al Instituto de Geofísica como investigadora titular del Departamento de Sismología. Luego, de 2008 a 2010, fue representante técnica de México ante la Organización para el Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares de la ONU.xyoli-perez-sismologa-mexicana

Además, de 2014 hasta la fecha, Xyoli Pérez es jefa del Servicio Sismológico Nacional de la UNAM, parte del Instituto de Geografía; una dependencia que se encarga de registrar, almacenar y distribuir los movimientos de las placas tectónicas.

“Es informar a la población, a autoridades de toda la sismicidad que ocurre en el país, y si ocurre un sismo importante pues hay que dar los parámetros lo más preciso posibles en el menor tiempo posible, y yo soy la responsable de que esa información sea emitida y soy la garantía de que eso que se está emitiendo ha sido revisado y está bien”, dice sobre su experiencia en el SSN.

El sismo del 19 de septiembre de 1985

Xyoli Pérez relata que cuando era muy chiquita, como en primero o segundo de primaria, quería ser maestra, pues sus padres también lo eran. Sin embargo, el terremoto del 19 de septiembre de 1985, justo cuando ella cursaba primero de secundaria, la impactó, y más que eso, le provocó mucha curiosidad “el por qué sucedían los sismos, porque se caían los edificios, por qué pasaba lo que pasaba”.

No solo eso, al darse cuenta que le gustaban y se le facilitaban las materias de matemáticas y física, decidió que quería estudiar algo que tuviera que ver con esas dos asignaturas, por lo que pensó que la mejor opción sería una ingeniería.

xyoli-perez-servicio-sismologico-nacional

FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

Después, cuando terminó la secundaria, su mamá la llevó a una feria de orientación vocacional, donde en el módulo de la UNAM encontró un pequeño libro que describía cada una de las carreras; fue cuando leyó la explicación de Ingeniería Geofísica que estuvo segura que debía estudiarla.

“Fue el match perfecto entre que me gusta la física, me gustan las matemáticas, quiero estudiar una ingeniería y además voy a poder estudiar los sismos que es algo que me causa tanta curiosidad desde que pasó el sismo del 85. Entonces, desde ese momento, yo decidí que quería ser ingeniera geofísica para ser después ser sismóloga”, dice en la entrevista.

Sus padres, las personas que más han influido en ella

A Xyoli Pérez no la inspiró ninguna mujer para ser sismóloga, ya que no había ninguna. Aunque quien sí la inspiró fue su madre, quien si bien le dijo que las matemáticas eran para hombres, porque antes se veía así, ella le comentó que las mujeres podían hacer ese tipo de cosas, que no existían límites.

También la inspiró ver como trabajaban los sismólogos, pues su mamá la llevó a conocer el Servicio Sismológico Nacional cuando estaba en primer año de preparatoria, ya que le había contado que quería dedicarse a eso.

xyoli-perez-sismologico-nacional

FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

“Estaba yo maravillada de ver esas cosas, ver un mapa con las estaciones marcadas con unos leds y que yo apretaba el botoncito y se prendían las lucecitas, entonces era para mí como ‘¡wow!, yo quiero hacer eso’. Ahí me explicaron que es lo que hacían y pues me gustó todavía más, pero si no había ninguna mujer en el entorno”, señala.

Y no se olvida de su padre, quien siempre le dijo que tenía que hacer lo que ella quisiera, que tenía que ver por sus sueños, por sus alcances, “ir más allá de lo que tú vas a poder”. Sí, su papá también fue su modelo a seguir en liderazgo, en quererse involucrar en sociedades profesionales, con los estudiantes, en hacer que ellos se involucren en las actividades. “Entonces es una mezcla de los dos, no solamente era mi figura materna, la paterna también tuvo muchísimo que ver”, dice Xyoli Pérez.

Un rezago en la participación de las mujeres dentro de la ciencia

Personalmente, ella no ha encontrado ninguna dificultad por ser mujer al dedicarse a la ciencia en México, específicamente en su área. Eso sí, ha notado menos participación de las mujeres: “Veo que hay un rezago en participación, que no hay suficientes mujeres participando en cuestiones científicas, que no hay suficientes investigadoras o dedicadas a todo lo que ver con ciencia o ingenierías”.

Sí, cree que esto puede deberse a una cuestión cultural, ya que si bien puede haber más jóvenes interesadas en estudiar carreras relacionadas con la ciencia o la ingeniería, algo las retiene al momento de querer desarrollarlas profesionalmente, algo relacionado a un aspecto cultural.

xyoli-perez-sismologa

FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

“Creo que tiene que ver con el todavía pensar que no son carreras para mujeres, que la mujer tiene otros espacios, que su casa es por ejemplo uno de ellos, que sus hijos son otro de ellos, que el hombre todavía no termina de asimilar que es parte de la casa y es parte de la educación de los hijos y por lo tanto de esas tareas”, agrega la investigadora y también dice que es un fenómeno que sucede en tiempos de COVID, pues las mujeres tienen que dejar sus actividades profesionales para dedicarse solo a las de su hogar.

“Dedícate a lo que te quieras dedicar”

El principal consejo que da Xyoli Pérez a las niñas y jóvenes que se quieren dedicar a la ciencia es que se dediquen a lo que quieran dedicarse y que hagan lo mejor posible para que sean las mejores en ello, así como que no permitan que les pongan obstáculos en sus anhelos y sueños.

xyoli-perez-sismos-ingeniera-geofisica

FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM

“Si resulta que lo tuyo es la ciencia, pues dedícate a la ciencia y disfrútala como enana porque así es como se disfruta esto. Creo que es el consejo que les daría”, comenta al respecto la jefa del Servicio Sismológico Nacional.

Y finalmente señala lo siguiente: “La ciencia puede ser maravillosa, puede ser también muy frustrante, hay muchos tiempos en que las cosas no te salen entonces tienes que estar batallando para que te salgan, pero en el momento en el que logras que que te salga ese resultado tan esperado, pues es así el éxtasis total de haber encontrado algo que has estado buscando por muchísimo tiempo”.

Top Relacionadas
:)