Dolce & Gabbana es una de esas firmas de moda que constantemente se encuentra en aprietos. Y es que uno de sus diseñadores, específicamente Stefano Gabbana, no tiene pelos en la lengua y prácticamente dice todo lo que piensa. Por consecuencia, han habido cancelaciones de shows o algunos artistas han preferido no trabajar con él, y en esta ocasión no es la excepción pues, para su desfile, la firma italiana tenía planeado un evento en Shangái, China, que fue cancelado a última hora. 

De acuerdo a información de El País, las redes sociales chinas estallaron en contra de Dolce & Gabbana debido a tres videos promocionales para dicho evento que según muchos asiáticos, es considerado racista y sexista. En especial por los comentarios de Stefano sobre China, al cual calificó como “país de mierda”. 

Los videos en cuestión fueron publicados a través de la red social Weibo, que es un tanto similar a Twitter. Ahí, aparece una mujer china intentando comer con dificultad comida italiana con palillos. Este video, que está dividido en tres partes, hizo que muchos espectadores lo vieran como un retrato ofensivo del pueblo chino. Aunque los clips fueron borrados de Weibo, para el momento en el que esto ocurrió ya se habían generado miles de comentarios en desacuerdo a los diseñadores, así como una llamada al boicot de la marca y no solo eso, sino que todavía permanecen en la cuenta de Instagram de la firma de moda italiana.

Otra cosa que tampoco ayudó fue cuando salieron a la luz unos supuestos mensajes privados de Stefano Gabbana en los que hablaba con cierto desprecio de China. Algunas de las expresiones que utilizaba para referirse a éste eran “un país de mierda”, “ignorante” y que “apesta a mafia”. Sin embargo, a través de sus redes sociales el diseñador de moda aseguró que esto no era cierto y que le habían robado su identidad.

En la publicación se lee lo siguiente:

“Nuestra cuenta de Instagram ha sido hackeada. Al igual la cuenta de Stefano Gabbana. Nuestra oficina legal está investigando urgentemente. Lamentamos cualquier inconveniente causada por estas publicaciones no autorizadas. No tenemos nada excepto respeto por China y el pueblo chino”.

Debido a la molestia reflejada en redes sociales, la propia empresa italiana optó por cancelar su desfile, esto con la finalidad de adelantársele a las autoridades chinas que ante este tipo de situaciones, suelen tomar medidas extremas.