Y todo para quééééé…. La tarde de este martes, 3 de septiembre, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, anunció por medio de su cuenta de Twitter su retiro ante una “posible crisis constitucional”. 

El legislador morenista afirma que promoverá y acompañará los diálogos políticos para llegar a un acuerdo sobre la Presidencia de la Mesa Directiva pero que no será un obstáculo para los entendimientos.

Señaló además que la principal virtud de un político es la congruencia y que “se puede tener el poder y no pasar a la historia y pasar a la historia sin tener el poder“.

Reiteró su compromiso de seguir impulsando la transformación desde donde se encuentre y agradeció el apoyo del coordinador de bancada de Morena, Mario Delgado.

Se acababa de “reelegir”

Después de que la propuesta del PAN no alcanzara la votación necesaria, el pasado 31 de agosto el presidente de la Cámara de Diputados, Muñoz Ledo, determinó continuar en funciones al menos hasta el próximo 5 de septiembre.

La cosa es que hoy Morena presentó una iniciativa ante el pleno para que, al tener la mayoría en la Cámara, pudiera tener la presidencia la mitad de la Legislatura (año y medio) y que la otra mitad se fuera rotando a los demás partidos de minoría. 

Entonces como Morena ya lleva un año al frente, le quedarían 6 meses más en el trono (o sea a Porfirio Muñoz Ledo) y luego el poder pasaría 6 meses al PAN y 6 meses al PRI.

Como era de esperarse, la oposición (el PAN) pegó el grito en el cielo y acusaron a Morena de no cumplir con los acuerdos y con la Ley Orgánica del Congreso.