Ya mero se arma la consulta para decidir para dónde va el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM)… y aunque muchos dicen que ya está maiceado el resultado, lo importante para otras personas es quién se queda con el negocio. De una vez, Carlos Slim alza la mano. ¿Quién está sorprendido?

Durante su participación en la Cumbre de Negocios realizada en Guadalajara, Jalisco, el buen Carlos Slim se mostró poco preocupado por si el NAICM se hará a final de cuentas en Salta Lucía o en Texcoco (aunque él tiene su preferencia). Y no es que no le importe ya la megaobra que será concretada durante el gobierno de AMLO… sino que a él – para sorpresa de nadie – lo que le interesa es quien manejará el changarro aeronáutico. No hace falta decirlo… claro: él… o sea, la iniciativa privada.

Bueno… para que no se vea tan avorazada su postura, Carlos Slim planteó que los hombres de negocios se hagan cargo de la operación del NAICM (previa licitación, por supuesto) y, como seguramente habrá ganancias, terminen pasándole una “corta” al gobierno federal. Ese dinero, recomendó, podría ser utilizado para programas sociales… y listo. Todos contentos, ¿no?

“En cualquiera de los dos casos, ya sea que el aeropuerto finalmente siga en Texcoco o se lleve a Santa Lucía, sería conveniente que se haga una licitación para que sea operado por privados, incluidos expertos internacionales, y que el dinero que reciba el gobierno sea usado para financiar programas de desarrollo nacionales”.

Foto: Special/Sopitas

Y bueno, con lo dicho por Slim, si el ganador de la consulta es Texcoco, ¿entonces la iniciativa privada metería dinero en la construcción del NAICM, como sugirió AMLO? Ehrrrr… no, una cosa es operar y otra invertirle. Pero por idea no paramos: en caso de que no haya dinero para solventar el proyecto (cosa que podría pasar si se decide que el aeropuerto sea construido en Texcoco, según el presidente electo), Slim sugirió pedir un préstamo externo a Europa, donde ahora la tasa de interés en baja. “Son una alternativa fantástica para hacer todas las inversiones que sean necesarias y convenientes, porque hay los recursos externos”.

Pero bien, aunque AMLO diga que el NAICM sería extra costoso (en caso de hacerse en Texcoco), Slim señaló que no necesariamente: podría costar hasta 10 veces menos y, además, ser detonador económico de la región. Tanto así que podría llevar a 4 millones de mexicanos a tener un lugar en la clase media.