Narcos someten y golpean a director de periódico en Reynosa

Los medios de comunicación mexicanos siguen sufriendo del acoso por parte de los narcotraficantes. Esta vez fue el diario el Mañana de Reynosa quien denunció el acoso por parte de los grupos criminales.

Publicar la situación de violencia que se vive en Matamoros por la lucha encarnizada entre las células del cártel del Golfo le ha costado al director editorial de El Mañana ser secuestrado, golpeado y amenazado.

En su edición de ayer, El Mañana de Reynosa, diario hermano del de Matamoros, señaló que el directivo se enfrentó la tarde del miércoles a sus atacantes pero estos lograron someterlo para posteriormente plagiarlo:

“El director editorial del periódico El Mañana de Matamoros, Enrique Juárez Torres, fue ‘levantado’ ayer por hombres armados que irrumpieron violentamente a la redacción para reclamar la publicación de los hecho violentos registrados en la frontera”

Una hora después, el directivo fue liberado afuera del periódico, pero sus captores repitieron amenazas de muerte contra él, señala el diario Reforma.

elmanana

¿Cómo fueron los hechos?

La irrupción se registró a las 16 horas, fueron 3 hombres armados quienes llegaron a las instalaciones del periódico en una camioneta Caravan gris.

Los sujetos descendieron, preguntaron por el director y se dirigieron a su oficina, ubicada en el segundo piso.

El directivo fue alertado por el personal y se armó con un cuchillo, les hizo frente, pero uno de los atacantes tomó un garrafón con agua y se lo arrojó, desarmándolo y sometiéndolo.

Fue sacado por la fuerza y subido violentamente a la camioneta.

Uno de los agresores le gritó:

¡Te vamos a quebrar!

En el vehículo, fue golpeado en el vientre y en la cabeza, mientras lo acusaban de ser el responsable de las publicaciones sobre los hechos de violencia y bloqueos de carreteras.

El diario demandó la intervención del gobierno del Estado y algunos de sus trabajadores fueron atendidos por el secretario General de Gobierno, Herminio Garza Palacios, quien dio seguimiento al caso y se comprometió a brindar garantías a la integridad física del personal del periódico.

Además, se pidió a la PGR que iniciará una investigación inmediata sobre la agresión al personal del periódico.

Juárez, el directivo, se está refugiando fuera del país tras las amenazas.

Además, según El Universal, varios empleados administrativos y de redacción han renunciado por las amenazas que ha recibido el diario.

Esperemos que el Gobierno federal active las luces rojas pues es imposible seguir tolerando tales atentados en contra de ciudadanos por parte del crimen organizado, además de que es un ataque directo a la libertad de expresión y el derecho de la ciudadanía de Reynosa a estar informados de las condiciones en las que viven. Aunque hay que resaltar que las autoridades tampoco son unos ángeles defensores de la libertad de expresión y el derecho a la información y que ellas mismas han atentado en contra de comunicadores y medios.  Esta es una situación que la ciudadanía no debe tolerar.

@plumasatomicas