La NASA tenía planeado que este viernes, 29 de marzo, fuera un día histórico para la exploración espacial y la equidad de género: originalmente, sería la primera vez que una caminata espacial fuera realizada únicamente por mujeres. Sin embargo, los planes se le cebaron a la comunidad internacional —y a las astronautas involucradas— pues no había trajes suficientes, ni tallas correctas. 

La idea original era que las astronautas Christina Koch y Anne McClain caminaran juntas en la Estación Espacial Internacional este viernes con la misión de instalar unas poderosas baterías de litio en las estaciones solares.

anne-mcclain-astronauta-mujer

De acuerdo a un comunicado de la NASA, la astronauta McClain, que acaba de hacer una caminata espacial el pasado 22 de marzo, se dio cuenta que no le quedaba el traje espacial que tenían preparado para ella. Específicamente, ella necesita una talla mediana en la parte superior del traje. El problema está en que su compañera, Koch, necesitaba la misma talla y solamente hay uno de ese tamaño disponible en la Estación Espacial Internacional. 

Al estar en el espacio, los cuerpos de los astronautas cambian de maneras insospechadas, así fue como McClain —que originalmente era talla chica— mencionó que su cuerpo ha crecido casi dos pulgadas desde que inició su viaje.

christina-koch-astronauta-nasa

La primer caminata espacial de únicamente mujeres quedó cancelada hasta nuevo aviso. La misión de las baterías será completada este viernes por Christina Koch con otro astronauta. Por su parte, Anne McClain continuará su trabajo espacial junto al astronauta David Saint-Jacques.