Por primera vez en la historia de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés), una nave espacial tocó brevemente un asteroide para recolectar polvo y piedras de su superficie y enviarlos a la Tierra.

Se trata de la nave espacial Orígenes, interpretación espectral, identificación de recursos, seguridad, Regolith Explorer (OSIRIS-REx) que le dio un besito (literalmente) al asteroide Bennu que se encuentra actualmente a más de 321 kilómetros de nuestro planeta.

Aunque por el momento la nave no ha mandado fotos o videos a la Tierra, si tenemos la confimación del éxito de su misión que en todo momento informó por medio de su cuenta de Twitter. Después de hacer contacto con el asteoride se retiró a una distancia segura para comenzar con el regreso a casa con las muestras, mismo que se espera por ahí de 2023.

La nave busca puebas del origen del universo

La NASA informa que si el evento de recolección de muestras, conocido como “Touch-And-Got” (TAG) proporcionó suficientes muestras, los equipos de la misión ordenarán a la nave espacial que comience a estibar (preparar y asegurar) la carga para comenzar su viaje de regreso a la Tierra en marzo de 2021. De lo contrario se prepararán para otro intento en enero.

Fue después de un descenso de 4 horas hacia Bennu que OSIRIS alcanzó la superficie con su brazo mecánico de adquisición de muestras, aterrizó en un lugar espejado al norte del asteroide, recolectó las muestras después de disparar una ráfaga de gas nitrógeno y encendió sus propulsores para alejarse de manera segura.

La maniobra TAG de hoy fue histórica”, dijo Lori Glaze, directora de la División de Ciencias Planetarias en la Sede de la NASA en Washington. “El hecho de que hayamos tocado con seguridad y con éxito la superficie de Bennu, además de todos los otros hitos que esta misión ya ha logrado, es un testimonio del espíritu vivo de exploración que continúa descubriendo los secretos del sistema solar“.

Lo interesante es que esta nave llevó a cabo la misión de forma autónoma, con instrucciones preprogramadas de ingenieros en la Tierra. Ahora el equipo de OSIRIS comenzará a evaluar si la nave agarró algún material y si es así, de cuánto ya que el objetivo es al menos 60 gramos, lo que equivale aproximadamente a una barra de chocolate de tamaño completo.

Será el 21 de octubre cuando en la Tierra recibamos la primera información sobre lo que se logró capturar y con eso se comenzará a determinar si es suficiente.

NASA

OSIRIS-Rex fue lanzada desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida el 8 de septiembre de 2016. La nave llegó a Benny el 3 de diciembre de 2018 y comenzó a orbitarlo el 31 de diciembre de 2018.

Está programada para regresar a casa el 24 de septiembre de 2023 cuando se lanzará en paracaídas sobre el desierto de Utah.

Yo soy Gabriela Espinosa, pero díganme Gaby, si no siento que me regañan. Trabajo como reportera y redactora en Sopitas.com desde 2018 y desde entonces me enfoqué, en su mayoría, en hard news. En diciembre...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook