Por si las dudas: en caso de que Layín (el “alcalde que robó poquito”) vaya a quedar como gobernador del Estado, los legisladores en Nayarit ya aprobaron la eliminación del fuero constitucional con el que se protegen diputados, alcaldes, regidores, síndicos, integrantes del Congreso de la Judicatura, comisionados del Instituto de Transparencia y, desde luego, el propio mandatario.

De acuerdo con Milenio, la iniciativa fue presentada por Javier Zamora, diputado con licencia del PAN; Manuel Cota, candidato priista a la gubernatura del Estado; así como por diputados del PAN, PRD, Partido Verde y Morena.

La propuesta fue avalada con 26 votos a favor y cuatro abstenciones y con ella se aprueban reformas al artículo 94 de la Constitución del Estado, en el cual se establecía la protección jurídica que gozaban servidores públicos de diferentes rangos, hasta llegar al gobernador del Estado, legisladores y alcaldes municipales.

“Los diputados, ni funcionarios del Poder Ejecutivo tendrán fuero, ya no se podrán extralimitar en sus funciones, serán juzgados como cualquier ciudadano en el estado. Estas reformas y derogaciones a la Constitución Política del Estado hacen eco a las voces de distintos sectores de la sociedad, para terminar con los privilegios de los servidores públicos, que se permita transparentar y hacer más eficientes las encomiendas de quienes tienen la responsabilidad de representar a la sociedad”, explicó Jorge Segura, presidente del Congreso local.

Aunque la eliminación del fuero ya está siendo utilizada por Cota para echarse porras, parece que la movida no le servirá para hacerse del voto del respetable: según la última encuesta de Reforma, quien se perfila para llevarse Nayarit es Antonio Echevarria, candidato del PAN, quien está por encima de su más próximo seguidor (Cota) por más cerca de 20 puntos porcentuales.

Ahora falta que la iniciativa tenga visto bueno de los 20 ayuntamientos de Nayarit, entidad en la que hay por lo menos 621 servidores públicos que todavía son beneficiados por el fuero constitucional.