Después de la polémica que surgió durante la campaña electoral, Nestora Salgado llegó al Senado y antes de que termine 2018, la funcionaria entregó a la Secretaría de Gobernación (Segob) una lista de 199 presos políticos que pueden entrar en un proceso de amnistía.

Recordemos que en el periodo de campaña, la excomandante de la policía comunitaria en Olinalá, Guerrero, se comprometió con la causa de los presos de conciencia —sujetos que fueron detenidos por su orientación sexual, color de piel, raza o religión— y presos políticos. En sus planes, Nestora tenía el objetivo de realizar un padrón o lista a nivel nacional para seguir con los casos.

Estamos en diciembre de 2018, el gobierno de AMLO comenzó y Nestora Salgado presentó su lista ante Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de Segob. ¿Cuál es el siguiente paso? Lograr su libertad —mediante una investigación y análisis de los casos—.

199 presos políticos y de conciencia

En la lista están los nombres de integrantes de policías comunitarias, pobladores del Estado de México o Guerrero. Por ejemplo, está el caso de seis personas originarias de Tlanixco, Estado de México, que fueron condenadas a 50 años de prisión por presuntamente participar en el homicidio de un empresario.

Algunos integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa la Parota (CECOP) también figuran en la lista —estas personas se encuentran encarceladas en Las Cruces, de Acapulco—.

Gonzalo Molina, promotor de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) y excompañero de Nestora, se encuentra en la lista de los 199 presos políticos.

De esta manera, Salgado comienza con el proyecto que se esbozó durante su candidatura —vale la pena recordar que Nestora pertenecía a la policía comunitaria de Olinalá, fue detenida por sus actividades y más tarde liberada al considerarse que la mexicana no había incurrido en ningún delito por su actividad en la CRAC-PC—.

**Foto de portada: @nestora_salgado