El año pasado, miles de nicaragüenses salieron a las calles para protestar en contra de reformas implementadas por el gobierno en temas de seguridad social y pensiones. Ante esto, el régimen del presidente Daniel Ortega respondió con represión, detenciones arbitrarias y severas agresiones hacia los protestantes.

Casi un año después, este martes el mandatario aprobó una ley de amnistía para liberar a 56 personas que fueron detenidas, entre las que se encuentran campesinos, periodistas, ciudadanos de a pie, etc.

Entre los liberados se encuentran los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda, quienes son directores del Canal 100% Noticias.

Recordemos que la represión contra las protestas dejaron un saldo de al menos 325 muertos. Fue el fin de semana pasado cuando la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó una ley de amnistía que ordena cerrar todos los procesos legales que fueron abiertos contra opositores y liberar a quienes fueron presos.

Estaban en la cárcel por delitos ligados al terrorismo.

En este sentido, la oposición rechazó esta amnistía señalando que se trata de una “ley de impunidad” que protege los crímenes que el Estado cometió para sofocar las protestas.

De acuerdo con el régimen de Daniel Ortega, esta acción es una señal de “reconciliación”.

Leer: Protestas, censura y represión: ¿Qué está pasando en Nicaragua?