Tienes que saber

“No queremos volver al siglo XX de intervenciones gringas”, dice Maduro en su defensa

Ante la proclamación de Juan Guaidó, integrante de la oposición y el Partido Voluntad de Venezuela, Nicolás Maduro, presidente de este país sudamericano, salió a rechazar las manifestaciones de los simpatizantes de Guaidó.

Y desde el Palacio de Miraflores, Maduro le dijo NO al “imperialismo gringo”: No queremos regresar al siglo XX del imperialismo gringo, no al imperialismo…, ante decenas de seguidores que aún apoyan el régimen de la República Bolivariana.

El discurso de Maduro

Y Maduro comenzó su discurso contra los medios de comunicación internacionales, mientras en “la Casa del Pueblo” los seguidores aplaudían el discurso acostumbrado contra lo que llama la oligarquía y el imperialismo. Según el presidente de Venezuela, se trata de una manipulación mediática:

“¡Hemos visto un silencio informativo, los medios de comunicación internacionales una vez más censuran al pueblo de Venezuela, todos los medios internacionales manipulan…”

Pero ante esta situación, lo importante es que el “pueblo de Hugo Chávez” multiplique la verdad. ¿Cuál es la verdad según la República Bolivariana? La negación a una intervención.

#LasCallesSonDelChavismo

“Pretenden elegir al presidente de Venezuela por vías extraconstitucionales”, sentenció Maduro mientras se negó a que su gobierno fuera un títere de los intereses de Estados Unidos.

En el discurso oficialista, el presidente —que asumió el cargo por segunda vez el 10 de enero pasado— explicó que la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino como un movimiento equiparado a un golpe de Estado.

Por lo pronto, la respuesta diplomática ante la autoproclamación de Guaidó, Maduro anunció que romperá todas las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y  dio 72 horas para que los funcionarios estadunidenses abandonen Venezuela, pues en la lógica del mandatario venezolano, desde la Casa Blanca se ha orquestado este movimiento, a través de Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos.

**Foto de portada: Reuters.

Comenta con tu cuenta de Facebook