La Secretaría de Gobernación (Segob) pidió recientemente la base datos biométricos de 90.1 millones de ciudadanos mexicanos al Instituto Nacional Electoral (INE), es decir, la información de cada persona dada de alta en el padrón electoral a través de su huella digital.

Niega INE datos biométricos de la población solicitados por Segob

Imagen ilustrativa: Getty images

Lo anterior con el propósito de crear un nuevo sistema de identidad que cuente con mayores mecanismos para la protección de datos personales, pues hoy en día pueden verse vulnerados fácilmente en el entorno digital. Junto a las huellas digitales, el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador pretende obtener también la información biométrica de rostros e iris de la población.

Poniéndolo así, la verdad es que tiene lógica pensar que el gobierno desee tener los datos biometricos, pues se trata de la protección de nuestra identidad para evitar problemas con tarjetas bancarias o dispositivos electrónicos. Peeeeeero, hay que conocer ahora el argumento que el INE ha declarado para negarle dicha información a Segob.

Resulta que el INE tiene la encomienda de proteger los datos personales de la población, y eso incluye evitar que sean usados con fines políticos. Y es que de acuerdo con el consejero del INE, Marco Antonio Baños Martínez, una pieza clave de la democracia en México radica en que la información personal del padrón electoral esté en manos de una institución autónoma (como es el INE) para que no pueda ser manejada por el gobierno en turno a su antojo.

“Este no un tema donde el instituto se oponga al gobierno que encabeza Morena: en su momento el PRI y el PAN lo platearon (acceder a la base de datos) para la emisión de la cédula de identidad y la respuesta del IFE y ahora INE es exactamente la misma: los datos de los ciudadanos no se entregarán al gobierno, sea cual sea su color”, expresó Baños de acuerdo con palabras retomadas por El Universal.

Niega INE datos biométricos de la población solicitados por Segob

Foto: @MarcoBanos Twitter

Para el consejero del INE, entregar la información biométrica del padrón electoral al gobierno significaría un retroceso que implicaría la posibilidad de que la actual administración haga un mal uso de esa información, principalmente, en futuras elecciones. Ya ves que en México eso casi no se da.

“El INE sostiene enfáticamente que es necesario que el padrón se mantenga en la administración de una institución autónoma y que no dependa del gobierno” estableció.