Noticias tristes y ésta… Debido a que aún no hay presencia de la Guardia Nacional, este miércoles la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF) de Guerrero presentó a 19 niños armados como nuevos integrantes.

Se trata de menores de edad de entre 7 y 16 años que son originarios de las comunidades de Ayahualtempa, en el municipio de José Joaquín de Herrera, así como de Xochitempa, Chilapa.

Esto ocurre cinco días después de que 10 músicos indígenas fueran asesinados y calcinados por un comando armado en Chilapa.

El pasado viernes 17 de enero aproximadamente a las 11 de la mañana, los músicos fueron interceptados a la altura de la comunidad de Mexcalzingo. Habían dos menores de edad.

Se cree que los responsables son un grupo criminal denominado Los Ardillos, responsables de varios asesinatos, desapariciones y desplazamientos forzados en la zona.

El coordinador de la CRAC-PF explicó que los niños fueron entrenados por dos meses para defenderse y no ser presa de Los Ardillos.

Argumentaron que esta es una medida que tuvieron que tomar ya que el gobierno no tiene la capacidad ni el interés para defender a los pueblos indígenas de los grupos delictivos.

Foto destacada: Alejandro Ortiz vía Twitter