La mañana de este lunes, el fiscal Alejandro Gertz Manero presentó un informe a 100 días de trabajo de la Fiscalía General de la República (FGR) y pues no, no son buenas noticias.

Explicó que en la antigua Procuraduría General de la República (PGR) se detectaron diversas irregularidades, entre las que se encontraron retrasos injustificados en 300 mil averiguaciones, carpetas de investigación sin resolver, gastos que no fueron justificados en viáticos y servicios, el uso de vehículos y flota aérea sin control, así como la compra de aeronaves a precios inflados.


En este sentido, el funcionario señaló que debido a que no existía un control de calidad judicial en las carpetas, y mucho menos en los tiempos para iniciar las investigaciones, las denuncias que llegaban podían quedar frenadas mesas o hasta años.

Además, informó que del 1 de diciembre de 2018 hasta ahora, el gobierno federal ha presentado 12 mil 700 denuncias por corrupción, 400 casos ya se judicializaron y 620 personas fueron detenidas.

Pero ¿y los casos pendientes?

En relación al caso Ayotzinapa en el que desaparecieron 43 estudiantes normalistas, la Fiscalía informó que se va a apoyar la investigación llevada a cabo por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que se reponga el procedimiento, se recupere la credibilidad y justicia.


Para la Estafa Maestra, el fiscal Gertz Manero afirmó que ya se está reestructurando la investigación porque actualmente los casos están aislados. Explicó que se trata de un daño por probablemente más de 5 mil millones de pesos y que desde el principio debió investigarse como un posible delito de Estado.

También, aseguró que en no más de 60 días se va a judicializar el caso de corrupción Odebrecht por delincuencia organizada.


Hay avances sobre el caso Tlahuelilpan  

En relación a la explosión de una toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo, el fiscal explicó que aún hay un proceso de investigación pero que peritos especiales en siniestros petroleros del FBI van a dictaminar sobre el caso.

Sin embargo, ya hay peritajes suficientes para reconocer a aquellos que convocaron a la población en la zona de la tragedia.