Los tuppers quizá son uno de los objetos más infravalorados del mundo (excepto por tu mamá, claro), pues la gente parece que no se da cuenta de que el uso de estos recipientes, además de hacerte la vida más fácil al momento de transportar tu comida, puede contribuir al medio ambiente al no recurrir a platos desechables, entre otras cosas.

Pero al parecer quienes no ven las cosas buenas de los tuppers son los guardias de seguridad del centro comercial Lomas Plaza, ubicado en Lomas de Chapultepec, y quienes el pasado 25 de marzo echaron del complejo a una chica llamada Michelle Bl por comer en tupper. Una verdadera tragedia godín, hermano.

A través de su perfil de Facebook, Michelle relató que se quedó de ver con una amiga en Lomas Plaza y que en una acción de mejorar el medio ambiente, llevó su tupper para compar su comida y no consumir plástico (o sea, sí compró comida en el lugar, sólo que no quería generar basura). La chica cuenta que se fue a sentar y de repente llegó uno de los guardias del lugar a pedirle de manera muy grosera que se retirara, pues no estaban permitidos los tuppers. Afirma que incluso la amenazó con quitárselo si no se iba del lugar.

Michelle también contó que le pidió el reglamento del lugar al sujeto, quien se lo negó. Al final, la chica no tuvo de otra más que ir a quejarse a la administración. Acá les dejamos la publicación para que le echen un ojo:

Debido a que la publicación se hizo viral, Loma Plaza salió a pedir disculpas a la mujer afectada, asegurándole que gracias a las fotos de su publicación habían ubicado al personal de seguridad y que hablarían con ellos para que no volviera a ocurrir algo similar.

Foto: Excélsior

De acuerdo con información de Excélsior, a las pocas horas el centro comercial emitió un comunicado donde desmentía la versión de la chica, asegurando que ella nunca había adquirido ningún alimento dentro del área de comida de Loma Plaza, y que para ellos es es una prioridad el impulsar los negocios que se encuentran ahí.

Foto: Excélsior

Si eso no era todo, el centro comercial mencionó que el personal no discrimina a las personas por llevar sus propios recipientes para consumir alimentos, y que a la persona en cuestión nunca se le brindó un mal trato, algo que les provocó algunas reacciones por parte de los usuarios, quienes tacharon el comunicado de hipócrita: