Foto: Getty Images.

¿Qué hacer frente a la nube de polvo del Sahara? Esto dice Protección Civil

Aunque no representa un fenómeno que ponga en riesgo la vida de los mexicanos, vale la pena tomarlo en cuenta: una nube de polvo del Sahara se encuentra en el océano Atlántico con dirección hacia el mar Caribe, Centroamérica y posiblemente México. Por esta razón, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) publicó un aviso —para que la gente tome las debidas precauciones en la vigilancia de pozos y estanques.

“La cantidad del polvo del Sahara que ingresa a nuestro país depende de la intensidad del viento y concentración de este sobre África, se ha observado que se incrementa por el fenómeno de ‘el Niño’, que actualmente tiene una fase neutra del ENSO (El Niños-Oscilación del SUR), y normalmente NO representa un peligro para la población“, explicó en un comunicado el Cenapred.

Sin embargo, la nube de polvo del Sahara sí tiene un efecto directo en la cantidad de nubosidad y lluvias, así que ahí van un par de recomendaciones para prevenir distintos tipos de contaminación y afectaciones.

Nube de polvo del Sahara

De acuerdo con los pronósticos del programa de observación de la Tierra “Copernicus”, la nube de polvo del Sahara llegaría a tierras mexicanas el martes 23 de junio. Y va de nuez, no se prevé que cause grandes afectaciones o represente un peligro para la población.

De hecho, México ya tiene experiencia con la nube de polvo del Sahara. Así lo detalló el Cenapred: “Año con año, tanto los ciclones tropicales como el polvo del Sahara llegan a nuestro país. Los primeros, en ocasiones provocan afectaciones al territorio mexicano, pero a su paso aportan agua a las actividades agropecuarias, recargan los mantos acuíferos y las presas aumentan su nivel de almacenamiento que utiliza el resto del año”.

De acuerdo con la BBC, esta nube carga partículas microscópicas de arena y polvo, pero es tan grande que puede ser visible en imágenes satelitales como si fuera “un manto tenue”. Estudios científicos han probado que la gran cantidad de fósforo que viaja junto a la nube de polvo termina por servir como un importante nutriente que fertiliza las regiones. 

nube-de-polvo-del-sahara-cenapred

Foto: Getty Images.

Se supone que la nube de polvo del Sahara ingresa de manera directa por el oriente y sureste de México. Sin embargo, la gran Sierra Madre Oriental es la barrera natural que impide su paso al centro de nuestro país y, por lo tanto, que avance.

De esta manera, sólo pequeñas concentraciones logran llegar a la zona centro.

Pero ojo aquí, la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), ha recomendado tomar precauciones para minimizar los efectos de las altas concentraciones de la nube de polvo del Sahara —pues a la llegada de este fenómeno hace que el día se torne grisáceo, los atardeceres sean rojizos y haya poca nubosidad.

nube-de-polvo-del-sahara-cenapred

Foto: Cenapred.

Además, en contexto de la epidemia de coronavirus, la CNPC decidió reforzar su mensaje y llamar a la población para que siga las siguientes acciones:

  • Resguardarse en casa —ante la pandemia de coronavirus—, principalmente las personas con mayor riesgo.
  • En caso de que las concentraciones sean importantes hay que cerrar las entradas de aire a las habitaciones o cuartos.
  • Si una persona está a la intemperie, debe usar lentes, cubrebocas o un pañuelo.
  • Las personas con enfermedades respiratorias crónicas (EPOC, asma), adultos mayores, mujeres embarazadas y menores de edad deben usar “protectores respiratorios” como mascarillas o pañuelos de tela húmedo para cubrir nariz y boca.
  • Si se tiene una sensación extraña en los ojos, hay que lavarlos con abundante agua —de preferencia agua potable, hervida. Y lavarse las manos antes de hacerlo.
  • Hay que cubrir las fuentes de agua como pozos, recipientes o estanques de almacenamiento de agua para evitar una contaminación.
  • Hay que humedecer algunas zonas de casa —antes de barrer— para evitar que el polvo se acumule.