Nuestro propio 09/09/09

Poco después de la una treinta de la tarde, el vuelo 576 de Aeroméxico, procedente de Cancún, llegó a su destino, el Aeropuerto de la Ciudad de México, con 104 pasajeros.

imagen-150

Poco después de la una treinta de la tarde, el vuelo 576 de Aeroméxico, procedente de Cancún, llegó a su destino, el Aeropuerto de la Ciudad de México, con 104 pasajeros. A su llegada se reportó la toma de la aeronave y una amenaza de bomba.

De acuerdo con la primera información de los medios, el avión había sido secuestrado por dos hombres de nacionalidad sudaméricana. Uno de ellos, pedía hablar con el presidente de la Repúbica, quien tomaría un vuelo en el hangar presidencial una hora después. Tras la amenaza de bomba, la aeronave fue conducida a una zona de seguridad en el aeropuerto, destinada a este tipo de emergencias. Aún así la seguridad en el inmueble fue reforzada, además de desviar las llegadas de otros vuelos.

Cerca de las tres de tarde, luego que los pasajeros bajaron del avión, policias federales tomaron el control de la aeronave y detuvieron a siete sospechosos (según Excelsior y Milenio). Los más recientes reportes no confirman la nacionalidad de los detenidos.

Por fortuna, los primeros testimonios de los pasajeros señalan que no hubo crisis o daños dentro del avión. Mientras tanto, Felipe Calderón llegó al hangar presidencial para continuar con sus planes de gira por el estado de Campeche. Se espera que en unas horas se de una versión oficial de los hechos, ya con las declaraciones de los presuntos secustradores.