Como si hubiera sido administrado por Javier Duarte, el gobierno de Puerto Rico se encuentra en profunda crisis, que pondrá a prueba a todos los funcionarios, ya que por el momento tendrán que chambear por “amor al arte”.

De acuerdo con la agencia EFE, el gobierno que desde el lunes encabeza Ricardo Roselló sólo dispone de fondos para el pago de los sueldos de enero… para febrero, tendrán que rascar de diferentes lados para sostenerse.

Tal es la austeridad en la que obligatoriamente se encuentra el gobierno de Puerto Rico, que la ceremonia en la que Roselló tomó posesión se hizo de forma privada y sólo duró unos cuantos minutos… más tarde, para no sentir tan gacho, la hicieron sencilla pero emotiva, en las escalinatas del Capitolio, ubicado en la capital  San Juan.

El pago a los funcionarios no es el único problema que enfrenta la nueva administración: también tienen un adeudo de 70 mil millones de dólares . Para medio hacer frente a la situación económica, Roselló redujo el 20% de los puestos de confianza en todo el gobierno, además ya recortó 10% del presupuesto 2016-2017 de las agencias gubernamentales.

Pero bueno, vivir en crisis ya no es nada nuevo para los ¿ticos?… no: boricuas. De acuerdo con Univisión, la isla lleva cerca de una década en esa situación… ¿y qué, no les hace un para el ser territorio no incorporado de los Estados Unidos? Pero claro: en el acto en el que Roselló tomó posesión de su cargo, fue leída una carta enviada por Barack Obama, en la que deseó que pronto puedan salir de la difícil situación que atraviesan.

Obama riendo - GIF

¿Sólo eso? Bueno, habrá que dar tiempo para que funcione la recién aprobada Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA), la cual básicamente hace que el gobierno local proponga proyectos que pongan en orden las finanzas… sólo que estos deberán pasar por el rigor de una junta de control fiscal (integrada por siete personas nombradas por el Congreso y el presidente… de los EEUU, claro). Dicha junta podrá tomar decisiones sin tomar en cuenta a gobierno puertorriqueño, con la justificación de pagar y reestructurar la deuda de 70 mil millones de dólares.