Después de que se difundiera la denuncia en contra de una directora de secundaria que expulsó a uno de sus alumnos por tener un tío homosexual, la SEP de Nuevo León ya tiene respuestas ante las quejas —todas son positivas para la comunidad LGBTI (lésbico, gay, bisexual, trans e intersexual). ¿Qué dijeron las autoridades educativas? Primero, el adolescente será reintegrado a la Secundaria Número 12 conocida como “Miguel Ángel Granados Chapa”, ubicada en Apodaca.

Luego, la Dirección de Relaciones Laborales de la SEP ya inició una investigación del caso y tomará la declaración de la directora del turno vespertino de la Secundaria Número 12. ¿Qué más? Entre las acciones para atender y asegurar los derechos del menor de edad, en este caso intervino el Departamento Psicosocial para la orientación educativa y la Procuraduría de la Defensa del Menor.

El objetivo de la Secretaría de Educación Pública Estatal es garantizar los derechos de todos los niños y todas las niñas, adolescentes —sin que sean expuestos a la discriminación, ni acoso.

El caso

El día de ayer, activistas del Movimiento por la Igualdad de Nuevo León se lanzaron a las oficinas de la Secretaría de Educación para exponer el caso de un alumno que fue expulsado de una secundaria. ¿Por qué? La familia del menor de edad acusó que el adolescente fue discriminado y acosado por la directora de la secundaria —quien decidió darlo de baja, sin una razón fundamentada en su desempeño o comportamiento escolar.

Y todo porque el estudiante vivía con su tío homosexual. De acuerdo con la familia, el acoso y la discriminación se desencadenó cuando la directora se enteró de que el tío mantenía una relación con otro hombre y la historia de este caso llegó hasta la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

alumno-secundaria-tio-homosexual-nuevo-leon

Foto: especial.

Este es un ejemplo de cómo reaccionar ante casos de discriminación, ya que Luis Miguel —tío del alumno— y el menor de edad recibieron la asesoría de un grupo de activistas, el caso tuvo eco en medios de comunicación y las autoridades atendieron la queja.

¿Qué pasará ahora? Por lo pronto, el adolescente podrá regresar a la secundaria, la directora será investigada y la SEP de Nuevo León ya asumió el compromiso de vigilar a sus muchachos para que garanticen el acceso a la educación sin tintes discriminatorios.