Y en la ciudad que no es primer mundo, nomás porque la geografía es caprichosa, se pretende que uno de sus principales símbolos culturales (las momias de Guanajuato) sea convertido en producto de aparador…

O bueno, quizás se exagera. Nomás porque las momias serán colocadas en un nuevo hogar: un museo clavado entre un centro comercial, cafetería, salas de exhibición, un auditorio y un amplio  y muy cómodo acceso. Esto según planes dados a conocer por el flamante alcalde anti-turistas sin varo, Alejandro Navarro Saldaña.

En tuitazo, con el que además le hizo homenaje a una de las mejores películas de comedia de la historia, Navarro Saldaña dio a conocer cómo más o menos estará distribuido el nuevo espacio que alojará a las famosas momias de Guanajuato… nomás que por muy chingona que le quedó la idea, todo parece indicar que hasta ahí quedará el asunto…

Y no porque se haya dado cuenta de que el nuevo museo es muy pequeño para albergar a todas las momias (“ese museo por lo menos debería ser tres veces más grande que eso”, reclamó señalando la maqueta, “dicen”), sino porque, pese a contar con el visto bueno prestadores de servicios locales… pues no hay presupuesto para echar a andar la construcción de la nueva casa de las momias de Guanajuato.

Foto: @ANavarroMX

De acuerdo con El Universal, el alcalde de Guanajuato no sabe de dónde sacar los 200 millones de pesos que se requieren para el nuevo museo de las momias… y, pese a su presentación y tuit, hasta el momento ningún empresario se ha ofrecido a quemar su dinero.

Uhhhhhh, pos ellos se lo pierden, porque hasta el buen alcalde panista se lució creando sus hashtags #ElCambioSeNota y #SomosCapital… no se rían, luego porque les quieren pedir visa para entrar a tan excéntrico punto turístico del país. Recordemos que esa era la idea, luego de que Navarro Saldaña dijo preferir que los turistas de la ciudad sean gente con posibilidades de desembolsar dinero para en restaurante o un hotel… a ñeros que nomás gozan de la vista de Guanajuato, pero sin gastar nada de dinero: “traen tortas y llegan en camión”, criticó.