Desde su difícil reelección, el presidente Barack Obama no ha hecho algo que sea medianamente plausible para sus gobernados. Sus tibias intenciones de una reforma migratoria, los problemas en el sector salud y económico y demás penurias que no ha conseguido resolver, han hecho que uno de los factores que lo llevó a la presidencia vaya en caída libre: su popularidad.

Según lo corrobora una encuesta dada a conocer este miércoles, Obama atraviesa una crisis parecida a la de Peña Nieto, ya que sus gobernados no ven con buenos ojos su administración y lo han colocado como el peor presidente de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial.

La Universidad de Quinniiac, fue la institución encargada de realizar el sondeo que otorgó tal deshonrosa posición a Obama con el aval de 33% de los encuestados, seguido de su predecesor en el mandato, el cero carismático George W. Bush, a quien 28% de los cuestionados colocó como el peor presidente norteamericano.

obama-bush

Incluso –reveló el sondeo- 45% de los encuestados asegura que “esto no hubiera pasado con López Obrador Mitt Romney”, con quien le hubiera ido mejor a los Estados Unidos, de haber ganado en las elecciones del 2012.

Romney_Oh_por_Dios

En contra parte, el presidente que encabezó a la nación de las barras y las estrellas durante la Guerra Fría, Ronald Reagan, fue elegido como el mejor presidente desde 1945 con 35% de las menciones, seguido del jacarandoso Bill Clinton, quien con todo y escándalo sexual recibió el reconocimiento del 18% de los encuestados. En tercer sitio el afortunado (lo decimos por Marilyn Monroe) John F. Kennedy con 15%.

U

Sin embargo, en los resultados de la encuesta parece tiene mucho que ver la memoria de los participantes, ya que sólo 13% consideró que Richard Nixon (1969-1964) fue el peor presidente de los Estados Unidos, con todo y que hasta tuvo que renunciar debido al escándalo del “Caso Watergate”.

La encuesta realizada del 2º al 24 de junio contó con la participación de mil 446 votantes, de los cuales 54% cree que la administración de Obama no ha sido competente, cuestionando sus decisiones económicas (40%) y su política exterior (37%).

*Vía El Financiero