Mientras Nicolás Maduro juraba por segunda vez ,”a nombre del pueblo de Venezuela” y por su vida, lealtad hacia su país como presidente, la Organización de Estados Americanos (OEA) decidió no reconocer la nueva gestión de gobierno del exministro de Relaciones Exteriores.

Así las cosas en América Latina, después de que el Grupo de Lima —excepto Méxicodecidió darle la espalda al régimen de Nicolás Maduro, en el sexenio 2019-2025. Es decir, las críticas de la comunidad internacional así como de los detractores venezolanos de Maduro continúan.

La OEA desconoce el gobierno de Nicolás Maduro Moros

En una declaración abierta, la OEA le dijo “no” al mandatario que logró su reelección en los comicios de 2018. Con 19 votos a favor, 6 en contra, 1 ausencia y 8 abstenciones la Organización de Estados Americanos aprobó no reconocer la legitimidad del gobierno de Maduro.

En esta segunda vuelta, el también ex líder sindical comienza su gestión este 10 de enero de 2019 y  que terminará en 2025 —si es que no se llevan a cabo nuevas elecciones con la intervención de observadores internacionales, según el reclamo de la OEA—.

Pero Maduro juró por Venezuela

En la sede del Tribunal Supremo de Justicia y ante el presidente del máximo Tribunal, Maiker Moreno, Maduro tomó protesta y juró por Venezuela —en un acto que constituyó un desafío para el Congreso, donde usualmente se realiza la toma—.

Como sabemos, la segunda vuelta de Maduro se da en contexto de la crisis migratoria de los venezolanos, la crisis alimenticia y las denuncias por violaciones a derechos humanos, así como la falta de servicios como el transporte y de salud.

“¡Qué viva México!”

A la ceremonia asistieron algunos representantes de Latinoamérica —excepto los integrantes del Grupo de Lima— como Evo Morales, mandatario de Bolivia, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, el mandatario de Cuba, Miguel Díaz-Canel y el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

Y ya de paso, aprovechando las menciones de los países que sí asistieron a su toma de protesta, Maduro regaló un “¡Qué viva México!”, cuando mencionó a nuestro país en su discurso.

Vale recordar que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) nombró a Juan Manuel Nungaray, encargado de negocios de la Embajada de México, para asistir a la toma de protesta de Maduro —sin olvidar a Gerardo Fernández Noroña, diputado del PT, que se lanzó por iniciativa propia—.

**Foto de portada: Reuters.