Por la contaminación, por la contingencia ambiental, por la falta de protocolos, por los incendios, por las emisiones y por todas las otras razones que hemos mencionado en estos últimos días, la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció que —como la cosa no mejora— las clases seguirán suspendidas el próximo viernes, 17 de mayo.

La suspensión de clases aplica para las escuelas públicas y particulares de educación básica y media superior en toda la CDMX y la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM).

A pesar de la ayuda de Tláloc en la tarde del miércoles, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) confirmó que los índices de contaminación por partículas y la calidad del aire en la capital del país siguen de la repatada. Entonces, las medidas de prevención también siguen activas.

Para que se den una idea de porqué existe la necesidad de cancelar las clases, en su reporte de las 13 horas, la calidad del aire en la CDMX sigue siendo “MALA” por los contaminantes de partículas. Además de que la temperatura —24ºC— no ayuda para sentirse cómodo, el índice de Rayos UV está bastante alto.

De acuerdo con el Sistema de Monitoreo Atmosférico te informa sobre la calidad del aire de la Ciudad de México hasta necesitamos protección extra para protegernos de la radiación

calidad-aire-jueves-mayo-1pm-clases

Fieles a su estilo precavido, lanzaron también las ya clásicas invitaciones de prevención. Ya saben, no hacer ejercicio, no hacer muchas actividades al aire libre, no usar lentes de contacto y asistir al médico si la cosa se pone extraña. Mientras, las clases canceladas y un día de descanso “gratis” y alegre* para los chamacos.

*Promoción de alegría no aplica para todos los padres que tienen que dar mil marometas para conseguir guarderías y no quedar mal en sus trabajos.