Este viernes, 11 de octubre, la mañana arrancó con unas imágenes que le hirvieron la sangre a los ciudadanos de la CDMX. En un video que tomó el mismo, Omar, el joven karateka de Tlatelolco que lesionó a sus asaltantes, pidió ayuda urgente: las autoridades le habían dictado prisión preventiva a pesar de haber actuado en legítima defensa. 

Afortunadamente, unas horas después del video, Tlatelolco.TV, un portal informativo de vecinos de la colonia, reportó que ya había sido liberado. 

“Tenemos proyectos, tenemos vida, tenemos familiares enfermos y que somos proactivos”, mencionaba Omar en el video. En las imágenes se le puede ver con un tremendo vendaje en la cabeza y otras curaciones a la altura del cuello. “Confío en el nuevo gobierno, el gobierno que entró y pido por favor que se dé justicia a mi caso“. 

La historia de Omar se hizo viral el pasado martes.

tlatelolco-asalto-edificio-michoacán-cdmx

Foto: @TlatelolcoTV

Mientras regresaba a su casa en Tlatelolco, tres sujetos —Arturo y los hermanos gemelos Josué y Caleb— le salieron al paso, con arma en mano para asaltarlo.

Aunque Omar sí se llevó un fuerte golpe en la cabeza, gracias a sus habilidades en artes marciales pudo descontarse… y duro, a los asaltantes. Josué recibió un balazo en la pierna derecha y Arturo se llevó cinco disparos en todo el cuerpo. A Caleb lo agarraron las autoridades mientras intentaba huir. Mientras se llevaban a los asaltantes al hospital, Omar fue arrestado a pesar de las protestas de todos los vecinos que llegaron a la zona. 

“Mi caso representa la voz de miles de ciudadanos que diario vivimos injusticias“, mencionaba Omar en su video. “Agradezco el apoyo y voy a seguir de pie”. 

De acuerdo con los vecinos que lo apoyan y los medios locales, Omar ya está libre y descansando de las heridas en su casa. Sin embargo, la experiencia de haber sido detenido por ‘tentativa de homicidio’ cuando se defendía de los asaltantes lo marcará de por vida.