En 1963 un cuarteto de muchachos de Liverpool, con el pelo largo y unas cuantas canciones, entrarían a los estudios de EMI en Londres y se inscribirían en la historia de la música para siempre.

El primer álbum de The Beatles, Please Please Me, 

llegó para conmocionar al mundo luego de haberle asestado al mundo un par de sencillos exitosos: “Please Please Me” (compuesta a partir del doble uso de la palabra please -complacer y por favor- y se dice que como una velada referencia una chica que no quiere hacerle sexo oral al caballero) y “Love Me Do”, aquella en donde tocara el baterista de estudio Andy White, contratado por George Martin y motivo de escarnio perpetuo por parte de Ringo Starr, a quien no dejó grabar (porque no sabía quién era ni que iba al estudio).

En aquellos días, no era habitual que las bandas o artistas escribieran sus propias canciones, para eso había gente especializada y “estudiada”. Sin embargo Lennon y McCartney escribieron ocho temas originales los cuales dejaron en claro que no eran ningunos improvisados y tenían tanto talento como los escritores de cabecera.

johnpaul

Los otros seis temas que completan el álbum fueron escritos por compositores de la época “Anna (Go to Him)” de Arthur Alexander, “Chains” de Gerry Goffin y Carole King, “Boys” de Luther Dixon y Wes Farrell, “Baby It’s You” de Mack David, Barney Williams y Burt Bacharach, “A Taste of Honey” de Bobby Scott y Ric Marlow,”Twist and Shout” de Phil Medley y Bert Russell.

Los álbumes tampoco eran cosa común debido a que para los adolescentes era mucho más accesible comprar sencillos de 45rpm que un LP, los cuales solían compilar éxitos. Sin embargo el álbum contó con la afortunada curaduría de George Martin, quien se empeñó al máximo para sacar lo mejor del cuarteto y plasmarlo en estas canciones. La banda dio muestras de todas sus capacidades en los temas que pasan por los mas diversos estilos, desde el R&B hasta las baladas más sentidas.

Sin embargo el fuerte de los Beatles era el Rock & Roll, ese con el que maravillaron audiencias en Hamburgo y Liverpool, el cual quedó de manifiesto en “I Saw Her Standing There” y “Twist and Shout” con un Lennon con la garganta destrozada, gritando al máximo para lograr la toma.

beatlesplease2

Las voces privilegiadas de John, Paul y George, y los extraordinarios arreglos de Harrison quedan de manifiesto en temas como “There’s A Place” y “Ask Me Why”. Una verdadera lección sobre cómo construir canciones la podemos encontrar en “PS I Love You” y “Do You Want To Know A Secret”.

Para la portada Paul había dibujado algunos bocetos y George Martin quería que el disco se llamara Off the Beatle Track, pensando que la portada fuera una foto de la banda afuera del insectario del zoológico local. Sólo que los del zoológico eran demasiado estirados para vulgarizar su propiedad en un disco de Rock.

Finalmente se optó por una fotografía sencilla de la banda asomados en los pasillos de las oficinas de EMI en Manchester Square, Londres. El fotógrafo fue Angus McBean, especialista en fotos de teatro.

Solo 16 horas le tomó a The Beatles, con toda inocencia y el poder de buenas canciones, dejar una huella indeleble en el mundo con este grandioso debut.

Disfrútenlo.

@ivannieblas