ONU señaló que el Vaticano permitió a sacerdotes violar a miles niños. Iglesia lamentó informe de la organización

Si hay algo que está en los medios mundiales en este momento es cómo la ONU criticó el día de hoy el comportamiento de la Santa Sede en la investigación de los casos de abuso sexual, la protección que ésta hizo de los perpetradores, la petición para que abriera sus archivos y la respuesta del Vaticano de que la ONU sólo quiere intentar intervenir en la enseñanza de la dignidad de la persona y la libertad religiosa.

Si hay algo que está en los medios mundiales en este momento es cómo la ONU criticó el día de hoy el comportamiento de la Santa Sede en la investigación de los casos de abuso sexual, la protección que ésta hizo de los perpetradores, la petición para que abriera sus archivos y la respuesta del Vaticano de que la ONU sólo quiere intentar intervenir en la enseñanza de la dignidad de la persona y la libertad religiosa.

Según Der Spiegel, la Organización de las Naciones Unidas ha criticado al estado Vaticano por su proceder contra el abuso de niños por parte del clero. Según los expertos en derechos de la infancia de la ONU, la Santa Sede había mantenido una política interna que permitía a los sacerdotes abusar de los infantes con total impunidad.

El comunicado dice:

«El Comité está profundamente preocupado por que la Santa Sede no ha reconocido la gravedad de los crímenes cometidos»

«Dudamos de que la Iglesia católica haya adoptado las medidas necesarias para educar en los casos de abuso infantil y para proteger a los niños»

«El Vaticano ha adoptado las normas y métodos que permitieron la continuación de los abusos y la impunidad de los perpetradores»

Según Reforma, el informe critica en particular la política de cambiar de parroquia a los sacerdotes pedófilos, una práctica que considera como un intento de encubrir los crímenes y evitar que sean juzgados por las autoridades civiles.

«La práctica de la movilidad de los criminales, que ha permitido a muchos sacerdotes permanecer en contacto con niños y seguir abusando de ellos, continúa exponiendo a niños de numerosos países a un alto riesgo de sufrir abusos sexuales»

Según Le Monde, en este informe (que se publicó hoy 5 de febrero) el Comité de la ONU pide al Vaticano que se «quiten inmediatamente» a todos los eclesiásticos sospechosos o culpables de pedofilia. Además de que deberán hacer público todos sus registros acerca de casos de pedofilia de los que hayan tenido conocimiento y que sean llevados a rendir cuentas a los perpetradores.

Por último, el Comité desea una reforma de la ley canónica con el fin de garantizar una mejor protección de los niños, a través de «normas, mecanismos y procedimientos claros».

El Vaticano responde

La Santa Sede dijo que tomaría nota de las observaciones finales, pero denunció que la ONU estaba realizando:

«un intento de intervenir en la enseñanza de la Iglesia sobre la dignidad de la persona y el ejercicio de la libertad religiosa»

 Este último comentario lo hicieron por las críticas de la Comisión ante la posición de la Iglesia católica sobre el aborto y la anticoncepción.

el-vaticano

Violación de la Convención sobre los derechos del niño

 Según el presidente del Comité, Kristen Sandberg, el Vaticano violó la Convención sobre los derechos del niños de 1989:

«Hay una violación de la Convención pues no han hecho todo lo que deberían hacer»

En la junta del 16 de enero la ONU hizo varias preguntas incómodas al Vaticano sobre los casos de pederastia:

 «¿Por qué no hay ninguna notificación a las autoridades judiciales del país donde se cometieron los crímenes?

¿Qué cambios se hicieron al código de conducta para prevenir el abuso sexual?

¿Qué sanciones se han tomado en contra de los miembros del clero que han tenido un comportamiento inadecuado?

¿Qué medidas se han adoptado para hacer frente a este problema y cambiar la situación?

¿Cooperaron con las autoridades locales?

¿Repararon el daño a las víctimas?»

En sus respuestas la Iglesia católica había defendido enérgicamente su acción contra la pedofilia. En 1990 el Vaticano firmó la Convención sobre los derechos de los niños. Fue en el 2000 que comenzaron a salir a la luz los crímenes cometidos contra miles de niños por parte del clero, sobre todo los que había protegido el Vaticano entre las décadas de 1960, 1970 y 1980. El escándalo creció cuando se supo que las altas jerarquías eclesiásticas habían protegido a los sacerdotes criminales para preservar la buena reputación de la institución. Recordemos que el mismo Juan Pablo II protegió y dio su amparo al reconocido pederasta y fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel.

Ahora que lo canonicen ya sabemos quiénes se le van a encomendar.

padre-maciel

Según Der Spiegel, las demandas del Comité de la ONU no son vinculantes (no hay obligación). El Comité pidió al Vaticano que aplicara sus recomendaciones y que informará sobre sus avances en el 2017.

 ¿Y los religiosos defensores de los niños?

Si algo hay protestando por causa de los niños siempre son gente religiosa, lo hacen en contra del aborto (porque para ellos una multiplicación masiva de celulas es ya un niño) y contra la adopción de niños por parte de las parejas homosexuales (porque según ellos hay que «protegerlos psicológicamente de la discriminación y todo eso»), pero, si están tan comprometidos con los niños ¿por qué no están ahora mismo en las calles a fuera de las catedrales exigiendo al Vaticano que entregue a los violadores, proceda contra los acosadores y exponga todos los documentos que tiene al respecto? ¿por qué no le están exigiendo a la Iglesia católica que haga las reformas suficiente para garantizar la seguridad de las niñas y niños? Suponemos que es más fácil pedir al gobierno del país en cuestión que criminalice a las mujeres que abortan y que limite los derechos de las personas homosexuales (ya que además no quieren que «se exhiban» como si los heterosexuales no lo hicieran con sus actitudes y su forma de vestir).

En fin, alguno dicen que la Iglesia católica no es la única institución en la que se comete pedofilia, pero es un argumento tremendamente débil, pues que no sea el único lugar no significa que no se deba proceder contra ellos, más bien , hay que buscar que las instituciones denuncien los casos de pederastia tanto en la Iglesia católica como en las demás instituciones,

Pero bueno a la hora de la hora,como siempre, se ve la doble moral.

fisgon-marcial-maciel-legionarios-de-cristo

****Vía Le Monde, Der Spiegel Reforma
Top Relacionadas