Durante una comparecencia en el Congreso de Veracruz, la encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE), Verónica Hernández Giadáns, admitió que es prima hermana de Guadalupe Hernández “la Jefa“, quien es operadora de Los Zetas.

Sin embargo, ante el cuestionamiento de un diputado del Partido del Trabajo, la fiscal aseguró que ella no escogió a su familia ni es responsable de sus actos.

La funcionaria aseguró que perdió contacto con su familiar desde hace 30 años pero que ella sólo es responsable de lo que hace y de sus palabras.

“No tengo relación con esa familia y en mi examen de control y confianza claro que lo dije, tenemos que conducirnos con la verdad”, aclaró.

Afirmó que cuando fue secretaria del Ayuntamiento de Xalapa y directora jurídica de la Secretaría de Gobierno, se condujo con valores, principios, ética y congruencia con lo que dice y hace.

Foto: Cuartoscuro.

Declaró que la situación caótica que atraviesa la Fiscalía es culpa de las administraciones pasadas, cosa que ha retrasado la identificación de cuerpos de las fosas clandestinas y en avance en las investigaciones de personas desaparecidas.

Ya de paso, la funcionaria aseguró que desde que llegó a la oficina de la Fiscalía se ha combatido el secuestro, se reclasificaron feminicidios, se dio una mejor atención a familiares de personas desaparecidas y se abatió el retardo en las carpetas de investigación.

Hernández Giadans llegó a la fiscalía después de que Jorge Winckler, ex fiscal general, fuera removido de su cargo.