Después de las denuncias por los asaltos en las inmediaciones de algunos planteles del IPN (Instituto Politécnico Nacional) y para garantizar la seguridad de los estudiantes, maestros y el personal administrativo, esta institución cooperará con el gobierno de la Ciudad de México en el programa Senderos Seguros —y ojo aquí, al operativo también se incorpora la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) tras el asesinato de una estudiante en el CCH Oriente y los reportes de violencia en otros planteles universitarios.

El domingo pasado, Claudia Sheinbaum, su equipo y representantes del IPN explicaron a los medios de comunicación en qué consiste el programa. Con respecto al Instituto, Senderos Seguros va a reforzar la vigilancia en 24 planteles de media superior y superior con la orden “cero tolerancia”.

En aspectos generales, se supone que el programa operará en 53 escuelas de nivel medio y medio superior.

La UNAM

Como saben, el viernes pasado se organizó una marcha del CCH Oriente a Rectoría —integrada por alumnas y alumnos que exigían seguridad en los planteles de la UNAM así como el esclarecimiento del asesinato de la estudiante Ahideé Mendoza—, mientras la PGJCDMX aún continúa con la investigación de los hechos. En medio del nuevo escenario de inseguridad en esta universidad, el gobierno CDMX llevará a cabo el operativo en 29 planteles —que incluye todas las prepas y los CCH.

Senderos seguros

¿En qué consiste este operativo? Se supone que los caminos o las rutas más comunes de los estudiantes —entre el los planteles y el transporte— serán reforzados con luminarias, poda de árboles, reparación de banquetas y la “habilitación” de cruces “seguros” y la implementación de las rutas RTP. Además, en estos caminos se desalojará a los puestos ambulantes y, lo de siempre, la policía llevará cabo rondines.

En una segunda etapa, las autoridades planean intervenir el Colegio de Bachilleres y el Conalep, según Claudia Sheinbaum. Sin embargo, vale mencionar que algunos planteles están ubicados en el Estado de México y que también es necesario que las autoridades mexiquenses respondan al llamado de seguridad de las comunidades estudiantiles. Por ejemplo, en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán —ubicada en Naucalpan, Estado de México—, la dirección anunció que se reducirá una hora el horario vespertino, por las condiciones de inseguridad…

Eso ha sucedido en la UNAM, por lo pronto, para los estudiantes del IPN se puso a disposición el número en WhatsApp 5548973384 para que se lleven a cabo las denuncias. En fin, esta es una de las primeras respuestas para la contención de la inseguridad en los planteles de educación media y media superior en CDMX.

**Foto de portada: Cuartoscuro.