Grupo Higa, la empresa que estuvo envuelta en el escándalo de La Casa Blanca por haber sido beneficiado (sospechosamente) este sexenio con grandes contratos y también en el Estado de México cuando Peña era gobernador, tiene (adivinen) otro contrato millonario… ya saben, así el gobierno soluciona el problema de imagen que tienen. Además, de todo, intentaron ocultar esta información (como de costumbre).

¿Se acuerdan de la Casa Blanca, el caso que expuso los conflictos de interés del presidente gracias a la labor periodística del equipo de Carmen Aristegui?¿Se acuerdan de lo ridículamente cara que era?, ¿recuerdan que decían que, de acuerdo con los documentos oficiales, es propiedad de Angélica Rivera, la primera Dama?¿se acuerdan de lo beneficiado que se ha visto el dueño de esta empresa, Juan Armando Hinojosa en este sexenio? Bueno pues ahora que Carmen Aristegui fue despedida de MVS, sale a la luz que Grupo Higa tiene otro negocio millonario del que no se supo nada antes porque el caso está clasificado como “reservado” (¿alguien dijo Tlatlaya?) por las autoridades de investigación.

En junio del 2013, Banobras, entonces dirigido por Alfredo del Mazo Maza, benefició a una filial de la empresa con un contrato por mil 332 millones de pesos… y sí, clasificaron los documentos como consultables hasta el 2025.

Además de la Casa Blanca, y los grandes contratos que ganaron en 2014, la compañía de Hinojosa también es famosa por haber sido beneficiada en un principio con el contrato por el tren México-Querétaro, el acueducto Monterrey VI y el Museo del Barroco en Puebla.

Cuando Reforma preguntó a Banobras sobre el contrato, les contestaron que esa información estaba reservada:

“Por ser propia de operaciones de un fideicomiso, a lo cual se denomina secreto fiduciario”

El contrato era para ampliar de dos a cuatro carriles un tramo de la autopista Guadalajara-Colima.

El fideicomiso al que se refieren fue creado en 1987. Se clasificó como privado porque empresas constructoras aportaron fondos iniciales y se vendieron al público certificados de participación ordinaria. Al final, el único fideicomitente fue Banobras (el banco del gobierno a través del cual se financian obras públicas) y es, por lo tanto, el único que sigue aportando recursos.

El 20 de diciembre del 2010, el consejo directivo de Banobras autorizó al fideicomiso un crédito simple de 4 mil 784 millones de pesos para modernizar la autopista, cuya concesión está asignada al fiduciario, es decir, a Banobras.

El contrato no aclara si hubo licitación previa (o sea, no sabemos si hubo un concurso justo en el que el Gobierno contrató a la empresa que le ofreció un mejor trato). Al final la empresa que se escogió para hacer las obras fue…chan, chan, chan: ¡Higa!

p_nieto_feliz_

Así es Peña, adivinaste

Van retrasados

No sólo le dieron otro trato millonario a Higa, sino que los propios encargados del proyecto reconocieron que la obra no estará lista para junio del 2015 (como, al parecer, estaba previsto).

Faltan al menos dos años para que la obra quede terminada.

@plumasatomicas