Deportes

Ouch!

Esta es una historia cojonuda de racismo, venganza y dolor (justo en ese orden).

Esta es una historia cojonuda de racismo, venganza y dolor (justo en ese orden). Sucedió entre dos jugadores de la liga turca de futbol. Las cosas ocurrieron así…

En abril jugaron el Fenerbache contra el Trabzonspor. En ese encuentro Emre (del Fenerbache) profirió varios insultos raciales en contra del jugador marfileño Didier Zokora (del Trabzonspor). Según se comenta, esta fue la poesía de Emre al jugador de color:

“Negro de mierda y sucio negro”

Por esos comentarios, Emre fue suspendido dos partidos.


La vida se encargó de juntar nuevamente a los dos jugadores el pasado domingo, cuando sus respectivos equipos volvieron a encontrarse. Al inicio del encuentro Zokora se negó a estrechar la mano de Emre. Todos pensaron que el desaguisado entre ambos jugadores quedaría ahí ¡¡¡pero nooooo!!!

Justo antes del medio tiempo, cuando el Fenerbache derrotaba 2-1 al Trabzonspor, Zokora aprovechó para vengarse así de Emre:

Ouuuuuuch!!!

Después de esta agresión el árbitro le mostró la tarjeta amarilla a Zokora, quien al parecer se dio por bien servido.

La moraleja del día (tipo Yoda) es la siguiente: Si “tus partecitas” quieres cuidar, decir comentarios racistas debes evitar.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)