Aunque es jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo todavía sigue en el mood empresarial y, por ello, mientras siga corriendo el dinero, las tragedias nacionales serán “tristes”, pero aisladas.

Luego del llamado Culiacanazo y, más recientemente, el caso LeBarón, muchos sienten ñañaras para aventarse a visitar Sinaloa, salir a las carreteras o, incluso, a las calles… pero eso no aplica con los inversionistas. Al menos así lo percibió Alfonso Romo, luego de reunirse con algunos de ellos.

Alfonso Romo afirma que no hay pánico por la consulta del aeropuerto

Foto: Alto Nivel

“Hasta ayer la gente que he recibido, tanto inversionistas como (representantes de) fondos de inversión, no lo ven como una cosa generalizada, sino como un caso triste, pero no como una problemática tan seria”.

De acuerdo con Romo, le afectan casos como el de Ovidio Guzmán y el de la masacre de los LeBarón… no obstante, lo que le toca a él (en su trato con los inversionistas) es “ubicarlos donde deben estar y no magnificarlos… en el buen sentido de la palabra”.

¿Y cuál es ese buen sentido? Pues quién sabe, pero lo que agregó Romo es que la relación es tan fuerte con países como Estados Unidos y Canadá que muestras de inseguridad como las de las últimas semanas no afectan.

Sí son hechos muy tristes y hay que arreglarlo, porque México con más seguridad estaría creciendo a tasas del doble. Lo negativo lo debemos de tener como punto de referencia, pero que no nos asuste”, agregó Poncho Romo.

AMLO y Alfonso Romo

Foto: Regeneración

El jefe de la Oficina de Presidencia se aventó a decir que, en el contexto mundial, México está requete bien. Según Romo, nuestro país en el extranjero se ve con estabilidad macroeconómica y, además, política:la popularidad, el apoyo que se le da al presidente políticamente, nos pone como uno de los países más estables del mundo”.

¿Sí? Hagan equipos y debatan…