El tercer debate presidencial tuvo varios eventos para recordar. Además de las discusiones entre los candidatos y la inscripción del Facebook Bronco Investigation a las agencias de inteligencia regias; hubo un momento que también se prestó al chiste, pero era clave en la estrategia de uno de los aspirantes. El candidato del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Ricardo Anaya, llevaba desde el primer debate intentando que la gente entrara a una página que —según él— traía todas las pruebas de sus declaraciones.

Ya, fuera del meme —con e—, la página es debate2018.mx y está dedicada a “explicar a profundidad” las acusaciones que lanzó el candidato de Por México al Frente contra su piñata favorita: Andrés Manuel López Obrador.

Al momento de presentar por primera vez el reconocido letrerito, a cientos de personas les entró la curiosidad y entraron al link. Total, está fácil de recordar. El problema fue que para muchos de los visitantes, la página no cargaba. Y si cargaba, tardaba más de 10 segundos en medio agarrar la onda.

En medio de la confusión y a las 10:30 de la noche Acción Nacional publicó sus razones del mal funcionamiento de sus sitio. Según el partido, debate2018.mx estaba sufriendo un ataque desde Rusia.

Aunque su única prueba es el mapita coloreado que subieron, según el partido azul, eran víctimas de un ataque DDoS.

¿Qué es un ataque DDoS?

Este tipo de ataques se centra en llenar de visitas el sitio a través de —comúnmente— una red de bots. Así, terminarán “ahogando” al sitio entre tantas solicitudes nuevas. Esto terminaría por tirar el sitio o de perdida, dejarlo muy limitado. Imagínate que vas a una taquería y una grupo de gandallas empieza a pedir sus pastorcitos al mismo tiempo. Entre tanta petición, el taquero se desmaya y tú, que sí querías tus tacos en buena onda, pues te quedaste con las ganas.

Algo así es lo que acusa el PAN que sucedió durante el segundo debate presidencial. ¿Pasó? Faltan pruebas para asegurarlo, pero sí se esforzaron para anunciarlo por todos los medios posibles.